Publicidad

Magna, contra la industria auxiliar

El plan productivo propuesto por la multinacional austriaco-canadiense Magna en la planta de Opel España, ubicada en Figueruelas (Zaragoza), supondría el despido directo de alrededor de 800 empleados de sus auxiliares, según el responsable del sector del Metal y de la Construcción de UGT Aragón, Luis Tejedor.
-
Magna, contra la industria auxiliar
Magna, contra la industria auxiliar
     Con el plan de <strong><a href="http://motor.terra.es/resultado-busquedas/resultado-noticias.cfm?pkcadena=magna&ca=s" class="ng" target=_blank>Magna</a></strong>, la fabricación del <strong>Corsa se situaría en alrededor de 100.000 unidades</strong>, "más de un 50 por ciento menos", lo que podría suponer “el cierre directo de muchas proveedoras que no podrían mantenerse con esa producción”, ha advertido el dirigente sindical. <br><br>

Además, en declaraciones a los medios, ha explicado que a la reducción de producción se añade el hecho de que la política de compras de Magna variaría.

Por ello, Tejedor, que ha participado en una asamblea de representantes de comités de empresa y delegados del sindicato en las auxiliares de Opel España, ha señalado que 'hay que plantear una defensa de la producción del Opel Corsa de cinco puertas, del Meriva y el Combo porque es lo que garantiza empleos dentro y fuera de la planta'. 'Sabemos que habrá reestructuración, pero queremos una planta con viabilidad y viva', ha aseverado.

En la actual situación, el suministro a la planta de Figueruelas genera empleo en Aragón para 8.484 personas, de las que 3.260 corresponden a personal femenino, mientras que en febrero de 2003 se concretaba en 6.460 trabajadores (327 en régimen de empresa de trabajo temporal y 2.180 mujeres).

En cuanto a la planta de General Motors en Figueruelas, cuenta con 16.482 trabajadores, sumando a los empleos directos de GM los de las empresas proveedoras, lo que supone el 23 por ciento del empleo industrial de Aragón (empleo industrial relacionado con los sectores de metal y químicas).

El consejo de administración del grupo automovilístico estadounidense General Motors ha aceptado la venta de una participación mayoritaria del 55 por ciento en su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna. En virtud del acuerdo, los trabajadores mantendrían un 10 por ciento del capital y General Motors el 35 por ciento restante.

General Motors ha recomendado, de esta forma, aceptar la oferta realizada por Magna junto con el banco ruso Sberbank para que se convierta en el nuevo dueño de Opel. El plan contempla la eliminación de 10.500 empleos en Europa, de los que alrededor de 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza) , teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a 320.000 unidades.

Por ello, el comité de empresa de Opel España ha convocado una manifestación en Zaragoza con el fin de rechazar “contundentemente” el plan industrial de Magna para Opel Europa y, en concreto, la fábrica de España. La marcha partirá a las 12.00 horas de la plaza de San Miguel.