La mafia del transporte: coches quemados por ‘competencia desleal’

Nueve turismos pertenecientes a Cabify aparecieron calcinados en la madrugada del pasado martes en un municipio próximo a Sevilla en plena Feria de Abril.
Carlos Cuesta Chanes -
La mafia del transporte: coches quemados por ‘competencia desleal’
La mafia del transporte: coches quemados por ‘competencia desleal’

La Policía Local de Castilblanco de los Arroyos, la población donde tuvieron lugar los hechos, afirmó que los primeros indicios apuntaban a un incendio intencionado, aunque será la Guardia Civil la que se encargue de llevar a cabo la investigación.

Este suceso tuvo lugar durante la famosa Feria de Abril de Sevilla, una fiesta en la que coger un taxi por la noche es misión imposible: a partir de las 2 am el tiempo de espera medio es de una hora y media. En este contexto, las empresas de vehículos de transporte concertado (VTC) como Uber y Cabify suponen un valioso recurso para los usuarios, pero no son bienvenidas en la ciudad.

Desde otros sectores más tradicionales dedicados también al transporte de viajeros acusan a estas fórmulas de ‘competencia desleal’. La tensión entre unos y otros ha sido constante desde que la compañía de alquiler de coches con conductor Cabify llegó a Sevilla en septiembre. Desde entonces los taxistas vienen acusando a esta y otras compañías de intrusismo. Los conductores de VTC, por su parte, denuncian sucesivos casos de violencia o acoso.

De hecho, la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía está investigando actualmente hasta 27 taxistas por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y conductores de VTC en relación a los trayectos al aeropuerto sevillano de San Pablo. Presuntamente, un grupo de taxistas habría impuesto su control absoluto sobre la parada del aeropuerto, para la que se cobra una tarifa única que asciende a 22,2 o 24,75 euros.

Ante la tensión existente en la ciudad, el ayuntamiento ha tomado cartas en el asunto creando un Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI), para el que destina 20 agentes de la Policía Local. Estos controlan las paradas de taxi del aeropuerto y la estación de trenes de Santa Justa para ‘combatir el intrusismo, las conductas irregulares o los cobros abusivos’, en palabras de Juan Carlos Cabrera, concejal de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento sevillano.

Por otra parte, Cabrera y el director del aeropuerto de San Pablo, Jesús Caballero, acordaron que crearían en dicha infraestructura un espacio acotado para los VTC, además de un registro de los coches autorizados para transporte de viajeros y paneles informativos con las tarifas de los taxis y de la línea de transporte público que llega hasta el aeródromo.

Las presuntas represalias contra formas de transporte alternativas no son algo nuevo. El arranque de Car2Go ya se vio enturbiado por varios actos vandálicos contra los vehículos de la compañía, cuya responsabilidad también se atribuyó a taxistas, aunque de momento no se ha podido demostrar.

También te puede interesar

¿En qué casos el coche interesa o no para viajar?

Llega emov a Madrid , el coche eléctrico compartido de PSA

El carsharing y el carpooling, los grandes transportes alternativos en las ciudades

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...