Madrid, otra vez colapsada por la lluvia

Una vez más, y ya van más de diez este otoño, Madrid se ha desayunado con un atasco monumental provocado por la conjunción de obras y lluvias. Hasta 160 km de atascos han colapsado las principales entradas a la ciudad.
-
Madrid, otra vez colapsada por la lluvia
Madrid, otra vez colapsada por la lluvia

Las lluvias, que empezaron a caer en la noche de ayer, han convertido Madrid en un infierno para el tráfico rodado. Más de 160 km de atascos han hecho de la hora punta un momento mucho más complicado que en los días normales.

<

p> La carretera con más complicaciones ha sido la M-40, donde se han registrado unos 60 km de retención en cuatro grandes tramos. El punto de origen han sido los túneles de El Pardo, donde la avería de un camión empeoró todavía más la situación.

<

p> La entrada por la A-5, la carretera de Extremadura, se ha visto cortada por un atasco que iba desde el kilómetro 4 al 14, y por otro que abarcaba desde el 22 al 24, en Móstoles. La A-6, carretera de A Coruña, presentaba un bloqueo entre la entrada a Madrid y la localidad de Las Rozas, a 16 km de la capital.

<

p> En los alrededores de Madrid la situación ha sido igualmente difícil. Así, en Tres Cantos, la carretera M-607 ha vivido un atasco de 14 kilómetros. Otros colapsos menores se han producido en pueblos como Parla y Pozuelo.

El Ayuntamiento ha informado de que, dentro de la ciudad, aunque el tráfico ha sido muy lento y dificultoso, no hay grandes balsas de agua. Los bomberos apenas han tenido que intervenir y el número de accidentes no se ha visto incrementado de manera llamativa.

Empieza a ser una desagradable tradición que los días de lluvias provoquen el caos circulatorio en Madrid. Esto se debe a varias razones pero, con diferencia, la más importante es la falta de costumbre de los conductores a este tipo de situaciones.
Después de meses de buen tiempo, los conductores no están habituados a conducir sobre suelo mojado. La visibilidad se reduce, los tiempos de reacción de los vehículos se alargan, los frenos fallan más… Al final, los accidentes por alcances se multiplican.
Si a todo esto sumamos el estado de obras en que vive Madrid, el cóctel se vuelve más amargo. Los muchos trabajos en curso, sobre todo en la M-30, hacen que el pavimento esté sucio y, por tanto, embarrado. También las obras provocan problemas de visibilidad, cambios en la señalización… Y, por último, con las lluvias hay muchos semáforos que dejan de funcionar. Al final, un caos.

Las obras más impresionantes que jamás se han hecho en Madrid están causando algo más que molestias a los ciudadanos: son un nido de inseguridad y de pequeños -y no tan pequeños- accidentes. En el vídeo que te ofrecemos, un experto en conducción segura te guía por esta auténtica trampa mortal.

<

p> Especial: M-30: ¿Trampa mortal?

La lluvia es un gran enemigo para los conductores. Nosotros queremos ayudarte para que te defiendas de los problemas que plantea y, para ello, te ofrecemos nuestro especial <a href=" http://motor.terra.es/motor/actualidad/articulo/conduciendo_lluvia_28125.htm "_blank"> Conducir bajo la lluvia .

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...