Luces, cámara… ¡coches!

Igual que el guaperas que siempre nos cae mal, igual que el “bomboncito” explosivo poco inteligente, igual que el policía al que matan a dos días de jubilarse, el coche de carreras tiene un lugar importante en el cine. Numerosas han sido las películas realizadas sobre este tema. En este reportaje te indicamos las más significativas.
-
Luces, cámara… ¡coches!

Unos años más tarde, en 1990, llegó a las pantallas de cine de todo el mundo Días de trueno , protagonizada por los recientemente divorciados Tom Cruise y Nicole Kidman. La película se desarrolla en el entorno de la Fórmula Nascar, uno de los deportes más populares en los Estados Unidos, en la que los automóviles dan vueltas a un circuito ovalado con una mayor permisividad para chocar entre ellos.

La película fue un éxito de público gracias sobre todo a sus estrellas protagonistas, ya que el mundo de la NASCAR, poco conocido en Europa, no era el mejor reclamo. La película, a pesar de su más que discutible calidad artística, recibió una nominación al Oscar por el mejor sonido y sirvió para que Cruise y Kidman iniciaran un romance que finalmente terminó en boda.

Aún no estrenada en España y con no mucho éxito de crítica en Estados Unidos, nos encontramos con Driven , el intento del musculoso Sylvester Stallone por reflejar el mundo de la CART, la Fórmula 1 de los norteamericanos.

En Driven, dirigida por Reny Harlim este año, Sylvester Stallone encarna a Joe Tanto, un ex piloto de mucho talento que se jubiló después de un grave accidente. Carl Henry (Burt Reynols), dueño del equipo donde corre Jimmy Bly (Kip Pardue) uno de las promesas de la categoría, llama a Tanto con el fin de que ayude a Bly a recuperar la concentración y la habilidad perdida. Tanto, además de ayudar al joven piloto, tendrá que enfrentarse a las frustraciones que le impidieron triunfar cuando él competía. Todo aderezado con impresionantes imágenes de carreras y espectaculares choques.

Tom Cruise es Cole Trickle, un joven temerario que busca la emoción pilotando automóviles. Con la ayuda de su amigo Harry Hogge, interpretado por Robert Duvall, se adentra en el mundo de la Fórmula Nascar donde llega a lo más alto. El camino no es fácil, ya que se ve envuelto en un accidente que le hace temer que no volverá a competir. Esta historia se combina con el drama de las relaciones problemáticas con sus rivales y los miembros de su equipo y con el inicio de una relación sentimental con Claire Lewicki (Nicole Kidman).

En un principio, Stallone, que protagoniza y es productor del filme, había elegido reflejar el “circo” de la Fórmula 1, pero la negativa del “capo” de este deporte, Bernie Ecclestone a darle el suficiente apoyo (“no queríamos que ellos tuvieran en el guión alguna frase sobre Ferrari implicada en asuntos de drogas", ha señalado Ecclestone) provocó que el protagonista de Rambo o Rocky se decantara por la CART. No, los aficionados al deporte no deben poner muchas esperanzas en este filme, ya que, aunque se ven trepidantes imágenes de acción también se contemplan cosas fuera de toda lógica y típicamente americanas: persecuciones en monoplaza por las calles de una ciudad, choques mortales que terminan con los implicados más sanos que una manzana, etc.

Es de destacar en esta película la aparición de varios pilotos de CART y Fórmula 1 como Jean Alesi, Juan Pablo Montoya, Jacques Villeneuve, Adrián Fernández, Kenny Brack, Max Papis o Roberto Moreno y las escenas rodadas en los circuitos de Detroit, Toronto y Chicago.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...