Luces, cámara… ¡coches!

Igual que el guaperas que siempre nos cae mal, igual que el “bomboncito” explosivo poco inteligente, igual que el policía al que matan a dos días de jubilarse, el coche de carreras tiene un lugar importante en el cine. Numerosas han sido las películas realizadas sobre este tema. En este reportaje te indicamos las más significativas.
Autopista -
Luces, cámara… ¡coches!

Las carreras de coches han sido un tema recurrente para los directores de cine. El problema es que no se ha sabido darles el realismo que necesitaban y se ha apostado por la espectacularidad de las imágenes por encima de un guión bien rematado. Lo que sorprende, sin embargo, es que las películas sobre Fórmula 1 no abundan.

La mejor de ellas es, sin lugar a dudas, Grand Prix . La película, dirigida en 1966 por John Frankenheimer, cuenta la historia de la infidelidad de la mujer de un piloto de Fórmula 1 y sus flirteos con su principal rival. Todo ello en el entorno del deporte de las cuatro ruedas. Frankenheimer tuvo la suerte de que la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) le dio todas las facilidades para rodar la película: antes de los grandes premios se le daba la pista a él y a su equipo por un rato, se disfrazaron monoplazas de Fórmula 3 como de Fórmula 1 y con todo el apoyo de un equipo como Ferrari (Enzo Ferrari le dijo "la fábrica es toda suya") filmó para cine las mejores escenas de este deporte.

Grand Prix cuenta la historia de Pete Aaron, encarnado por James Garner, un piloto norteamericano, como no, que lucha por lograr el cetro mundial. Lo destacado de esta película es lo bien que está reflejado el ambiente de la Fórmula 1 y lo espectacular de las secuencias de carreras, rodadas entre entrenamientos y carreras reales del campeonato de 1966. En el film salen además varios pilotos de la época como Bruce McLaren, Jackie Steward, Phill Hill, Jim Clark o Juan Manuel Fangio. Ganadora de tres Oscars (mejor montaje, mejor sonido y mejores efectos sonoros).

Los mentideros de Hollywood señalan incluso que Steve McQueen, que estaba pensando filmar una película también sobre F1, desistió de hacerlo cuando vio que la obra de Frankenheimer era muy difícil de superar. Así, McQueen se decidió por rodar Le Mans.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Sí, ambas son tecnologías enfocadas a reducir las emisiones y los consumos, combinan ...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...