Publicidad

Los mejores coches de los raperos

El mundo de la música mueve mucho dinero y los raperos de mayor éxito plasman sus extravagantes modas en exageradas cadenas de oro, ropa ancha y de colores llamativos y, por supuesto, en los coches que se compran. Muchos de esos modelos pasan por los talleres de preparación y no siempre, por no decir nunca, le hacen un homenaje al buen gusto.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Los mejores coches de los raperos
Los mejores coches de los raperos

Flo Rida

Bugatti Veyron oro de Flo Rida

El rapero de éxito internacional es propietario de un espectacular Bugatti Veyron que no ha dejado tranquilo desde que lo adquirió. En un principio era de color blanco, pero como no llamaba demasiado la atención lo llevo para que pintaran la carrocería de color plata cromada. Meses después vimos el superdeportivo bañado en oro de 24 kilates, ya que Tramar Dillard –verdadero nombre del artista- se cansó muy rápido de la anterior apariencia. La última noticia que tenemos de su Veyron es que apareció luciendo el color rosa en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama. Al menos, esto último tiene algo de sentido. Flo Rida pagó 1,7 millones de dólares por el coche potenciado con 1.000 CV, pero en los talleres de preparación se frotan las manos cada vez que Dillar aparece por la puerta.

 

Akon

Lamborghini Murciélago Roadster de Akon

Aliaune Damala Akon Thiam, nombre de pila del cantate de rap Akon, conduce un personalizado Lamborghini Murciélago Roadster, que cuenta de serie con un motor V12 de 650 CV y con las llamativas puertas de tijera que tanto popularizó el modelo italiano y que está valorado en 328.000 dólares -235.280 euros-. Su carrocería es de color blanco, mientras que en la tapicería del habitáculo domina el rojo. El diseño de las llantas y su bi-tono blanco y rojo es lo que convierte al superdeportivo en una gran horterada. Cada uno hace con su dinero lo que quiere...

 

TI

Bentley Mulsanne de TI

El cantante, productor y actor Clifford Joseph Harris Jr es también un apasionado de los automóviles. TI, nombre que toma en su faceta de rapero, se ha dejado ver en las redes sociales con un reluciente Bentley Mulsanne de color blanco, con un valor estimado de 380.000 dólares -272-595 euros-. Las llantas le hacen un flaco favor al lujoso coche de 513 CV de serie, aunque para las que ‘se gastan’ el resto de raperos, podríamos decir que hasta son discretas. TI también tiene en su garaje un Rolls-Royce Ghost, un Bentley Continental y la deportiva versión SRT8 del Jeep Grand Cherokee.

 

Kanye West

Lamborghini Aventador de Kanye West

El multimillonario Kanye Omari West es poseedor de un codiciado Lamborghini Aventador personalizado y con la carrocería pintada en negro mate. Fue un regalo de su pareja Kim Kardashian, modelo y empresaria capaz de sacar dinero de ‘debajo de las piedras’. El coste del coche asciende a algo más de 700.000 dólares -502.163 euros-, ya que el deportivo italiano cuenta con varios extras y elementos ‘a gusto del cliente’. Los 400.000 dólares -287.000 euros- que cuesta de serie casi se quedan en poco en comparación con el presupuesto invertido en el superdeportivo de 700 CV y motor gasolina con 12 cilindros en ‘V’.

 

Dr. Dre

Hummer H2 de Dr Dre

Andre Romelle Young es un influyente cantante de rap muy conocido por ejercer a gran escala como productor de varios artistas de éxito. Muchos medios le han catalogado como uno de los artistas que más dinero ingresa de la música rap. El coche con el que más se ha dejado ver es un Hummer H2, por supuesto, personalizado. Está propulsado por un motor de gasolina V8 con casi 400 CV de serie e incorpora unas llantas de 20 pulgadas con un diseño muy poco discreto. El interior no se ha mostrado, pero puede tener todo lo imaginable que haya querido Dr Dre.

 

Lil' Wayne

Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé de Lil' Wayne

Dwayne Michael Carter, nombre real de Lil’ Wayne, tiene en su haber un elegante Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé valorado en más de medio millón de euros. El norteamericano es dueño del modelo más caro que vende la firma británica –a elegir entre el motor V12 de 460 CV y el V16 de más de 600 CV- , seguramente para hacer saber a todos que tiene para gastarse eso y todo lo que quiera. No es que pegue mucho la lujosa estética inglesa con la apariencia de este rapero lleno de tatuajes.

 

Ludacris 

Chrysler ME 4-12 de Ludacris

Este artista tiene un coche muy peculiar. Se trata del Chrysler ME 4-12, uno de los dos prototipos exclusivos que hay en todo el mundo, ya que se rechazó su producción en serie. Imaginad cómo debe sonar esta máquina de más de 800 CV. Y es que a Christopher Brian Bridges le gusta mucho fardar de coche. En su garaje también podemos encontrar un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé, un Bentley Continental GT, un Range Rover, un Ferrari 458 Italia de color azul y un Ferrari FF. Además, parece que aún guarda un original Acura Legend de 1993. Como ves, a Ludacris no le va eso de pasar desapercibido por la calle.

 

50 Cent

Lamborghini Murciélago Roadster de 50 Cent

Curtis James Jackson también es poseedor de un espectacular Lamborghini Murciélago Roadster, con un potencia de serie de 650 CV. En este caso, con la carrocería de color azul, al igual que las llantas –con el perfil en plata-. También cuenta con unos espejos retrovisores exteriores en negro. Ni que decir tiene que se acerca a la horterada de su compañero de oficio Akon. En este caso, el modelo está valorado en unos 200.000 dólares -143.500 euros.

 

Pharrell Williams

Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster de Pharrell Williams

El exitoso cantante de rap que está sonando en todos los medios gracias a su tema <I’m happy> es poseedor de un Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster con motor V8 de 626 CV, con el que no duda en posar en las redes sociales orgulloso de su ‘cochazo’. El éxito y la fama te permiten acceder a estas joyas, en este caso con un valor de 355.000 euros.

 

Nelly

Ford Flex de Nelly

Nelly, nombre artístico de Cornell Haynes Jr, guarda un hueco en su aparcamiento para el Ford Flex personalizado de 365 CV que la marca norteamericana le regaló. Según Ford, el rapero se encaprichó al ver el coche y por eso se lo dieron, aunque esto huele que apesta a acuerdo comercial. El precio de este modelo de serie asciende a un máximo de 32.300 euros.