Publicidad

Los 10 famosos con más peligro al volante

Recopilamos en un Top 10 a los famosos que más escándalos han protagonizado al volante de un coche. Políticos, artistas, deportistas… ninguno se salva.
Alejandra Otero -
Los 10 famosos con más peligro al volante
Los 10 famosos con más peligro al volante

Delitos contra la seguridad del tráfico, multas de elevada cuantía, reincidencia… son varias las personalidades públicas que han protagonizado penosos capítulos al volante sobre los que se han derramado ríos de tinta. Una cuenta bancaria con muchos ceros y el sentir que se está por encima del bien y del mal quizá sea la causa. ¿Cuáles han sido los casos más llamativos? Aquí, nuestro Top 10 de famosos que más peligro tienen conduciendo.

1. Farruquito

El 16 de enero de 2007 Juan Manuel Fernández Montoya, más conocido como Farruquito y reputado ‘bailaor’ ingresaba en prisión. Había sido condenado a tres años de cárcel tras los penosos acontecimientos que tuvieron lugar en septiembre de 2003, cuando atropelló mortalmente Benjamín Olalla, de 35 años de edad. Circulaba a 80 km/h por una zona limitada a 40 km/h, sin tener carné de conducir ni el coche asegurado, cuando se llevó por delante a Olalla, sin detenerse a auxiliarle.

Como si de una versión ‘cañí’ de ‘El Padrino’ se tratase, en un primer momento, Farruquito intentó ocultar los hechos, llevando el coche al taller y haciendo que su hermano se confesara como culpable. Finalmente unas escuchas telefónicas, fueron utilizadas como prueba por la Policía Nacional para denunciar al ‘bailaor’, que confesó pasados seis meses. En total pasó 14 meses en la cárcel y el resto de la condena en tercer grado y libertad condicional. Asimismo, se le condenó a pagar una indemnización de 102.200 euros a la viuda de Benjamín Olalla, además de 16.550 euros a los padres de la víctima, así como dos multas de 36.500 euros.

2. Ortega Cano

El retirado diestro y marido de la difunta Rocío Jurado cumple actualmente una condena de dos años, seis meses y un día de prisión. Al igual que el Fernández Montoya, su temeridad al volante se saldó con la muerte de una persona. En este caso de Carlos Parra. El 28 de mayo de 2011, en la carretera A-8002, BMW de Cano, que circulaba a 125 km/h en una zona limitada a 90 km/h, chocó frontalmente contra su Ford Focus, causando su muerte en el acto. En ese momento el torero conducía bajo los efectos del alcohol, triplicando la tasa permitida con 1,26 g/l de sangre.

Cano fue condenado además a pagar una indemnización de 170.000 euros a la familia del fallecido. Varios testigos aseguraron a la Guardia Civil que vieron al torero realizar peligrosas maniobras con su coche e incluso algunos alertaron al 112 temiendo por su vida al cruzarse con él.

Publicidad

3. Paris Hilton

La rica heredera de la cadena hotelera Hilton cuenta con un extenso historial de multas, en su mayoría, por conducir bajo los efectos del alcohol. Su reincidencia le llevó finalmente a una condena de prisión, aunque tras los barrotes sólo estuvo tres días. En mayo de 2007, Paris Hilton fue condenada a 45 días de cárcel por violar la libertad condicional tras ser sorprendida conduciendo en estado de embriaguez y con el permiso de conducción retirado. Hilton no tenía precisamente el carné por reincidente: en septiembre de 2006 fue sentencia a 36 meses de libertad condicional, con la prohibición de conducir y obligada a asistir a un curso de reeducación en el consumo de alcohol, amén de una sanción económica de 1.500 dólares.

En su línea, llegó diez minutos tarde ante la vista del juicio y, finalmente, se la condenó a 45 días de prisión si se presentaba de forma voluntaria el 6 de junio de 2007 en la prisión del condado de Lynwood (California). Hilton consiguió llegar a un acuerdo de liberación y salió de la cárcel tres días después, para cumplir una condena de arresto domiciliario de 42 días.

4. Esperanza Aguirre

En enero de este año el Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid archivaba el caso del conocido incidente con dos agentes de movilidad de la popular Esperanza Aguirre. En abril de 2014, la expresidenta de la Comunidad de Madrid aparcaba indebidamente su coche en el carril bus de la Gran Vía madrileña para sacar dinero en un cajero cuando fue sorprendida por dos agentes municipales. Según los mismos, tras negarse a facilitar la documentación y dedicarles lindezas como ‘¿Qué pasa? ¿Bronquita o denuncia? Venís a mí porque soy famosa’, se dio a la fuga, tirando con su coche en la huida la moto de uno de los agentes. Éstos la persiguieron indicándole que se detuviese, pero la ex dirigente hizo caso omiso, entrando finalmente en el garaje de su domicilio.

A pesar de que Aguirre podía enfrentarse a un delito de desobediencia a la autoridad -lo que estipula según el artículo 556 del Código Penal una pena de cárcel de entre seis y doce meses-, el juez al frente en el caso, Carlos Valle y la Fiscalía de Madrid decidieron imputar a la popular por una falta contra el orden público – lo que acarrea una sanción económica de entre 300 y 1.800 euros-, ya que consideraron que no hubo agresión verbal o física, ni tampoco fuerza o intimidación.

Finalmente, tras varios meses, el juez ha estimado que las contradicciones en las que cayeron los denunciantes, no existe prueba de la falta contra el orden público. Aguirre asegura que entregó toda la documentación, mientras que los dos agentes lo niegan. Después del archivo del caso, ambos denunciantes han asegurado que recurrirán el mismo.

Publicidad

5. Marco Reus

El extremo del Borussia Dormunt ha sido uno de los últimos es sumarse a la lista de celebridades con peligro al volante. Pero lo ha hecho por la puerta grande. En marzo de 2014, fue sorprendido en un control rutinario sin licencia válida para conducir. De hecho, el futbolista alemán llevaba conduciendo tres años sin carné y, misteriosamente, nadie se había dado cuenta hasta dicha fecha, a pesar de haber sido multado seis veces por exceso de velocidad.

‘Sé que he sido demasiado ingenuo, ha sido una tontería. He aprendido la lección y no volverá a pasar’, aseguró Reua al diario Bild. El arrepentimiento y la culpa no le han servido para eludir una cuantiosa multa: 540.000 euros, lo que viene a ser 91 días de su sueldo neto, que viene siendo 180.000 euros al mes.

6. Dwight Howard

El pivot de los Rockets peca, como Paris Hilton, de una acusada reincidencia. Hasta 10 semáforos en rojo, no consecutivos, se saltó en Florida el pasado verano. Tales infracciones le acarrearon una multa de 285 dólares (unos 262 euros) la cual, a pesar de su generoso sueldo, se negó a pagar. Y es que, de hecho, Howard tiene cierta tendencia a pasar olímpicamente de las notificaciones de tráfico: también ha hecho caso omiso a cuatro sanciones por exceso de velocidad, así como a doce notificaciones por no pagar los peajes y una por no reflejar su cambio de domicilio en el carné de conducir.

Si bien estas faltas son de carácter administrativo y no tendrá que presentarse ante el juez, al no abonar el coste de las multas en el plazo legal, se le ha retirado el carné por un año.

7. Karim Benzemá

Desde que está en el Real Madrid, Benzemá ha sido noticia varias veces por sus excesos al volante. Además de una supuesta carrera ilegal por las calles de Ibiza, el francés, a los mandos de un Audi, fue sorprendido por un radar móvil en la M-40 madrileña a 216 km/h en febrero de 2013, cuando la circunvalación está limitada a 100 km/h. Y al parecer también estaba ‘picándose’ con alguien, un Porsche que, curiosamente, era propiedad del Real Madrid y que circulaba a 256 km/h. Ambos coches estaban al nombre del club madridista, que no identificó al segundo conductor haciéndose simplemente cargo de la multa.

Tras comparecer ante el juez, el delantero merengue fue condenado a la retirada del carné de conducir y a pagar una multa de 18.000 euros por un delito contra la seguridad del tráfico, al superar en más de 80 km/h la velocidad estipulada en el tramo.

Publicidad

8. Gerard Piqué

Otro futbolista que se suma a este poco honroso ránking. Si bien una imagen del central blaugrana sentado en el asiento del copiloto con su hijo Milan en brazos dieron la vuelta al mundo, más lo ha dado su última hazaña, que tuvo lugar el pasado octubre. Dos agentes de la policía urbana de Barcelona estaban ‘escribiendo una receta’ a su hermano por tener el coche mal estacionado, cuando Gerard Piqué comenzó a increparlos de forma agresiva, tanto verbal como gestualmente. ‘Me tenéis envidia porque soy famoso. Me estáis multando porque no tenéis dinero y vais a comisión. Esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita. Os creéis los amos del mundo por llevar ese uniforme y multar a la gente, pero esta multa la va a pagar tu padre. Sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo’, éstas y otras palabras dedicó el defensa culé a los agentes.

La broma le ha costado a Piqué una multa de 10.500 euros, a pesar de que en primera instancia el fiscal propuso 900 euros. El juez ha optado por dicha cantidad para que sea ecuánime a su salario, que es superior a los 6 millones de euros anuales.

9. Juan Antonio Callejas

El alcalde de Villamayor de Calatrava (Ciudad Real) se une a la lista de políticos multados. Aunque en su caso no se trata de exceso de velocidad o de circular bajo los efectos del alcohol: el actual edil de la localidad ciudadrealeña ha estado conduciendo un coche sin seguro reglamentario y que pertenecía a su padre fallecido, acumulando la cuantía de 5.000 euros en multas durante cuatro años. Al no estar a su nombre el coche, se ha hecho el loco con todas estas sanciones impuestas y está denunciado por sus hermanos que le han demando en cuestión de herencia familiar.

La mala imagen que está dando el alcalde popular no ha evitado que Dolores de Cospedal y Carlos Cotillas –secretario provincial del Partido Popular- le hayan vuelto a designar como candidato para la Alcaldía en las próximas elecciones municipales.

10. Miguel Ángel Rodríguez

Cierra el ránking el que fuera portavoz del Gobierno cuando Jose María Aznar era presidente. El ahora activo tertuliano político fue detenido por la policía en mayo de 2013 tras golpear a con su Mercedes-Benz Clase A a varios coches estacionados en la zona del Retiro, en Madrid. Mientras que dos de ellos estaban vacíos, en el tercer vehículo estaba su ocupante, por lo que alertó a la policía. Rodríguez se bajó tambaleándose de su automóvil y, tras decirles a los agentes que ‘se lo había bebido todo’ y ser sometido al control de alcoholemia, dio una tasa de 0,99, cuatriplicando el límite legal. Sometido a juicio rápido, fue condenado a un año sin carné de conducir.

Publicidad