Locuras al volante

¿Cuál es el colmo de la temeridad? En Autopista.es hemos creado nuestro ránking de los casos más locos y surrealistas de la conducción irresponsable. Circular bajo los efectos del alcohol, hacerlo sin carné, conducir varios kilómetros en dirección contraria… o, en ocasiones, realizarlo todo a la vez. Bienvenidos al camarote de los hermanos Marx: los diez casos más locos sobre ruedas.
-
Locuras al volante
Locuras al volante

Este hecho ocurrió hace dos veranos, en agosto de 2006, pero no podíamos olvidarlo y ocupa un cuarto puesto de honor en nuestro ránking más loco. Un anciano barcelonés de 73 años circuló durante nada menos que ¡47 kilómetros! en dirección contraria por la AP-7.

Según alegó el veterano conductor, cambió de sentido ‘por un despiste’. Durante este recorrido, el hombre causó tres accidentes y dos personas resultaron gravemente heridas. Lo que no sabemos es lo que se le pasó a este anciano por la cabeza cuando no dejó de ver, durante casi 50 kilómetros (es decir tres cuartos de hora de reloj), coches que le pasaban en dirección contraria. Quizá pensaría que todos estaban equivocados, porque no se echó al andén ni paró su vehículo.

Muchos coches se vieron obligados a esquivarle y la Guardia Civil recibió hasta 50 llamadas denunciando que un conductor suicida estaba sembrando el terror en la AP-7. El dispositivo de Tráfico tuvo que cerrar el peaje en el sentido en el que circulaba el anciano, a fin de evitar más muertes. Al final, fue detenido en el peaje de Sagunto. Juventud, divino tesoro.

Un caso similar ha ocurrido este pasado fin de semana en Madrid: un octogenario circuló durante seis kilómetros por la M-40 causando cinco heridos leves tras colisionar con otro coche que circulaba debidamente por el carril izquierdo. Al igual que el anterior que ocupa el cuarto puesto del ránking, el hombre se equivocó en la incorporación al entrar en la M-40 desde la carretera de Extremadura.

Y seguimos con simpáticos ancianos. Porque, si el anterior vivía en su mundo, el que ocupa nuestro quinto puesto tuvo que tener ‘uno de esos días’ para hacer lo que hizo.

Circulaba a las cinco de la tarde por la carretera coruñense de A Pobra do Carmiñal que lleva a Modes, cuando se llevó por delante a un ciclista que circulaba por el arcén. Juan Pedro Pérez, de 72 años, fue identificado por los agentes como presunto autor del atropello. Lejos de amilanarse, se dedicó a insultar a los policías y se negó, de forma casi violenta, a someterse a la prueba de alcoholemia, por lo que los agentes tuvieron que detenerlo.

Poco debió importarle el joven ciclista, que fue ingresado con un traumatismo craneoencefálico grave y una rotura de pierna.

¿Alguna vez has presenciado alguna ‘pirula’ o caso extremo de temeridad mientras conducías? Cuéntanos tu caso. Entre todas las respuestas que recibamos, sorteamos tres suscripciones a la revista Autopista durante seis meses. Envía tu caso a Autopista.es..

Y de dos casos de ancianos a jóvenes conductores que ni siquiera tienen el carné. Si se trataba de pasar una tarde de travesuras, podían haber elegido otra diversión.

Seis chavales naturales de Azpeitia (Guipúzcoa) de entre 14 y 15 años deciden quedar para pasar la tarde del domingo ‘a todo gas’. Uno de ellos le quita las llaves de su BMW Serie 5 a su padre… y la diversión está asegurada.

Tras recorrer varios kilómetros, llegan a una carretera pequeña y ratonera, la GI-3181, que conecta Azpeitia con Oñate, donde no están claramente delimitados los dos sentidos y tampoco existen barras de protección. La dificultad del trazado hizo perder al chaval que iba al volante el control del coche, que se despeñó por el barranco. Un ‘vuelo’ de 20 metros, nada menos. ¿El resultado? Cuatro de ellos resultaron heridos graves y dos de forma leve. Según expuso el dueño del BMW 520, su hijo le cogió las llaves sin su permiso. Un clásico.

La recurrida broma de strong>hacerse pasar por tu hermano gemelo para volver loca a una chica en una fiesta ha sido un ‘gag’ recurrente en miles de películas y series de ficción. Seguramente, también ha pasado en la vida real. Este ‘viejo truco’ puede valer para todo. Así debieron de pensar Francisco G.A y su hermano gemelo idéntico. En esta ocasión, el ‘móvil’ era el permiso de conducir.

Aunque no son precisamente jóvenes, ambos cuentan con 31 años de edad, los hermanos G.A. creyeron que podían engañar a los mismísimos Mossos d’Escuadra, una empresa que no resolvieron con éxito. A finales de mayo del presente año, Francisco G.A fue detenido en un tramo de la provincia de Tarragona limitado a 80 km/h cuando circulaba a 196 km/h (una velocidad que supone más del doble y que se castiga con la cárcel, según estipula el Código Penal).

Cuando los agentes que realizaban un control rutinario por esa zona le dieron el alto, Francisco alegó no tener documento de identificación y facilitó a los Mossos los datos de su hermano gemelo. ¿La razón? Carecía de carné de conducir. Para completar la jugada, le sometieron a un control de drogas que dio positivo en cocaína. De esta manera, Francisco hizo pleno: se le imputan los cargos de circular a velocidad temeraria, además de conducir sin carné y drogado. El día que decida ir a la autoescuela para obtener el permiso B, lo va a tener caro, porque se ha quedado sin todos los puntos antes de tenerlos.

El caso de estos dos británicos, que ocupa el séptimo puesto de nuestro ránking particular, parece el argumento de una película de Hitchcock.

Estos turistas ingleses recorrían en sus vacaciones los bellos parajes alicantinos. Sin reparar en ello, atropellan y arrastran durante dos kilómetros a un ciclista que se encuentra tirado en el suelo tras haber sido derribado por otro coche. La pareja extranjera aseveró no darle importancia al ‘bache’ que notaron: creían que habían atropellado a un perro. Lo cierto es que su versión es muy poco creíble. Más que nada porque, aunque hubieran arrollado a un simple conejo, lo que habría hecho todo el mundo en su lugar hubiera sido parar y comprobar los bajos de su coche.

Los dos británicos, ambos de unos 50 años de edad, fueron identificados por una cámara de vigilancia de la localidad de Àlfar del Pi (Alicante). La Policía Local pudo seguir su rastro gracias al reguero de sangre que iba dejando su coche. Ambos pasaron a disposición judicial, mientras que el joven, que fue encontrado prácticamente muerto, presentaba una imagen dantesca.

En nuestro Top 10 no podía faltar una persecución. A finales de abril de este año, una mujer brasileña fue detenida tras varios kilómetros de huída a ‘todo gas’.

Granada, 14:30, hora punta, atasco en la A-44: todos los vehículos circulan lentamente a consecuencia del embotellamiento menos uno, que va a gran velocidad por el arcén. Cuando los agentes de tráfico de la zona lo detectan, encienden las sirenas y lo siguen. Ignorando a la policía que va tras ella, la conductora del coche continúa por el arcén hasta la salida 125 de la circunvalación y se incorpora de nuevo a la A-44, donde choca contra un autobús de transporte público. A pesar de que su Mercedes-Benz CLK de alta cilindrada sufrió daños materiales importantes, esta intrépida mujer, que parecía salida de la última película de Quentin Tarantino, ‘Death Proof’, siguió con su periplo por esta carretera llegando a rebasar los 140 km/h, una velocidad más que excesiva si tenemos en cuenta el volumen de coches que ocupaban en ese momento la calzada.

Finalmente, cuando la conductora suicida decidió abandonar la A-44, los agentes pudieron cerrarle el paso y detener su locura al volante. La mujer, de 42 años de edad conducía sin carné, aunque el coche sí estaba a su nombre. Tuvo que ‘darle’ bastante a los videojuegos o conducir mucho en su país para no matarse en su ‘carrera’ suicida. Casi parece un milagro que nadie resultara herido.

Y cerramos con un caso parecido a nuestro número 1. Este ‘temerario’ camionero se dedicaba a circular bebido con un vehículo cisterna que portaba sustancias inflamables.

Juan José M.M. conducía por la autopista AP-2 a la altura de Banyeres del Penedès cuando se topó con un control de alcoholemia. Tal era su estado, que arrolló con el camión cisterna de gas butano varios de los conos que delimitaban el control de los Mossos d’Esquadra. Tras ‘soplar’, los agentes determinaron que superaba en cuatro veces la tasa de alcohol permitida a este tipo de conductores. Miedo da toparse a uno de estos en carretera.

Están locos estos camiones. El que tuvo la mala suerte de hacer esta incorporación coincidiendo con estos camioneros tuvo que pasar miedo. Que San Cristóbal nos asista.

Atención al vídeo de este reportaje que realizó la cadena Cuatro hace tiempo. La primera protagonista es esta chica que asegura estar ‘en perfectas condiciones’ para hacerse al volante de un coche. Si esto para ella es ‘ir bien’ no queremos imaginarnos como estará cuando se pase con el ‘frasco’. A ella le siguen más 'joyitas' que pecaron de llevar más de dos copas mientras conducían.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...