¿Llevas el asiento correcto?

El esguince cervical o “whiplash” es la lesión más común entre los conductores. Sin embargo, muchos asientos y reposacabezas no están diseñados para protegernos de ella. Te contamos qué modelos suspenden en los crash test de asientos y te explicamos cómo colocarte correctamente al volante.
-
¿Llevas el asiento correcto?
¿Llevas el asiento correcto?

El año pasado, más de 308.000 conductores españoles lo sufrieron y las aseguradoras tuvieron que desembolsar más de 750 millones de euros. El esguince cervical o “whiplash” es la lesión más común al volante: tras un impacto trasero o alcance entre vehículos, el asiento va hacia delante a alta velocidad, pero la cabeza sufre un retraso durante el cual no tiene ningún apoyo. Este movimiento brusco puede afectar a los músculos, discos, nervios y tendones del cuello, así como a la columna vertebral.

No es una lesión pasajera: dolores de cabeza o de cervicales, vértigos, zumbidos en los oídos, mareos, visión borrosa... podemos sufrir sus consecuencias durante días o semanas. Según las estadísticas que manejan las aseguradoras, el cinco por ciento de los casos tendrán una capacidad funcional reducida por un período superior a un mes.

Además, esta lesión es más común entre las mujeres, sobre todo entre las de estatura alta, ya que se sientan de manera distinta (más cerca del volante) y tienen menor fuerza en los músculos del cuello.

Desde el año 2000, se realizan crash test específicos que evalúan la respuesta de los asientos y reposacabezas de diferentes modelos de vehículos en la protección de sus ocupantes ante impactos traseros. En estas pruebas también participa un organismo español: CESVIMAP (el centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre).

Primero, se valora su geometría. La altura de los reposacabezas no deben ser inferiores a 10 centímetros respecto a la altura máxima de la cabeza del dummy. Además, la distancia máxima entre la cabeza y el reposacabezas no debe superar los 11 centímetros.

Si optienen el visto bueno en el primer examen, pasan a la pista de pruebas. El asiento se instala en una especie de catapulta –conocida como Hyper-G-. Esta plataforma se desliza por unos raíles, acelerando y desacelerando de 16 km/h a 0. Con ello se quiere simular el movimiento que sufre el conductor ante un impacto trasero por parte de otro vehículo.

Mediante cámaras de alta velocidad, que recogen mil imágenes por segundo, y diversos sensores, se estudia el comportamiento del asiento y del reposacabezas para ver si la cabeza es sujetada inmediatamente y si la energía del impacto es absorbida por el asiento para reducir las fuerzas soportadas por el dummy.

Entre los datos publicados, encontramos 40 modelos con un resultado “pobre”. Sin embargo, los datos son mucho mejor que los conseguidos hace apenas 10 años, cuando estos test se realizaban tan sólo en América y suspendían el 80 por ciento de los modelos.

Alfa 147 BMW Serie 5 Fiat Panda Ford Galaxy Kia Picanto Mitsubishi Colt Seat Alhambra Toyota Corolla
Alfa 156 Chevrolet Kalos Fiat Stilo Honda Jazz Kia Sportage Opel Corsa Skoda Fabia Toyota Corolla Verso
BMW Serie 3 Chrysler PT Cruiser Fiat Dobló Honda Accord Land Rover Freelander Opel Meriva Skoda Octavia VW Fox
BMW X3 Citroën C2 Ford Fiesta ST Honda CR-V Lexus GS Peugeot 1007 Skoda Superb VW Polo
BMW X5 Citroën C4 Ford Ka Jaguar X-Type Mazda 2 Seat Ibiza Suzuki Grand Vitara VW Sharan

No sólo algunos fabricantes suspenden: la mayoría de los conductores, también. Según un estudio realizado por el centro de investigación británcio THATCHAM, el 72 por ciento de los automovilistas no habían ajustado correctamente sus reposacabezas.

Recuerda que el reposacabezas debe situarse por encima del centro de gravedad de la cabeza (aproximadamente a la altura de la cabeza) y lo más cerca posible de la nuca.

Más de mil personas salvarían cada año la vida si se abrocharan correctamente el cinturón de seguridad; el 41 por ciento de las muertes infantiles en los países industrializados se producen en accidentes de tráfico porque los niños no van bien sujetos; en el 95 por ciento de los siniestros, alguno de los ocupantes sufre el llamado “latigazo cervical” por no llevar colocado adecuadamente el reposacabezas. ¿No crees que ya es hora de aprender cómo debemos sentarnos en el vehículo?.
Te lo explicamos.
Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...