Llega el asiento que controla la actividad cardiaca

El departamento de ingeniería avanzada de Ford ha desarrollado un asiento que permite controlar la actividad del corazón del conductor, con el propósito de reducir el número de accidentes causados por ataques cardíacos al volante.
-
Llega el asiento que controla la actividad cardiaca
Llega el asiento que controla la actividad cardiaca

La compañía informó hoy de que los ingenieros del Centro de Investigación Europeo de Ford en Aachen, Alemania, en estrecha colaboración con la Universidad Técnica de Renania-Westfalia en Aachen, se embarcaron en este proyecto para dar solución a un problema que a menudo se pasa por alto, como son los accidentes causados por conductores que sufren problemas cardíacos. Las investigaciones del programa IMMORTAL de la Unión Europea, que se desarrolló durante tres años, concluyeron que los conductores con enfermedades cardiovasculares tienen un 23 % más de posibilidades de verse implicados en un accidente de carretera.

Este mismo estudio concluye que para los conductores que sufren de angina de pecho, las posibilidades de sufrir un accidente suben hasta un 52 %. Teniendo en cuenta que el 23 % de la población europea tendrá 65 años o más en 2025, y que esta cifra llegará al 30 % en 2050, es evidente que el número de conductores con riesgo de sufrir ataques cardíacos aumentará en las próximas décadas. El prototipo de asiento que desarrolla Ford utiliza tecnología ECG (electrocardiográfica) que monitoriza los impulsos eléctricos generados por el corazón, convirtiéndolos en señales que pueden ser analizadas por expertos o software médico, y detecta signos de irregularidad que pueden avisar de manera preventiva que el conductor debería buscar atención sanitaria, porque podría padecer un ataque cardíaco u otras dolencias cardiovasculares. El asiento desarrollado por Ford tiene seis sensores que detectan la actividad cardiaca a través de la ropa del conductor.

"Este sistema será capaz de detectar si alguien sufre algún problema cardiovascular, por ejemplo un ataque al corazón, y también se podría usar para detectar los síntomas de otras dolencias como alta presión sanguínea o desequilibrios en los electrolitos", según el doctor Achim Linder, oficial médico del Centro de Investigación de Ford. En sus primeras pruebas, el asiento ha registrado lecturas precisas durante el 98 % del tiempo de conducción al 95 por ciento de conductores. Ford está haciendo pruebas con el prototipo de asiento para entender cómo podría combinarse con otros sistemas avanzados de vehículos para avisar al conductor que se detenga y busque atención médica, o incluso enviar una alerta a servicios médicos si fuese necesario.

Conectado a un sistema como Ford SYNC con MyFord Touch, que llegará a Europa en 2012, el asiento con monitorización cardiaca tiene el potencial de utilizar el teléfono móvil del conductor para enviar un mensaje a centros médicos, alertando al personal sanitario de actividad cardíaca irregular. El asiento también se podría vincular a la función de Emergency Asssitance del SYNC para informar a los equipos de urgencias del estado cardiovascular del conductor antes, durante y después de un accidente. Ford también está estudiando cómo el asiento puede ser utilizado para mantener en observación a pacientes con afecciones cardíacas y permitir a sus médicos mantener un seguimiento de su actividad cardiaca.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...