Llamamiento del Tío Sam en EE.UU.

Más allá del “charco” se vive una auténtica guerra entre los fabricantes de coches. En la última batalla, han ganado los denominados 3 Grandes –GM, Ford y Chrysler-: la prestigiosa encuesta de calidad J.D. Power sitúa a los coches estadounidenses como los más fiables. Pero ahí no queda la cosa: te contamos cómo las marcas USA están haciendo un llamamiento “patriótico” a los compradores.
-
Llamamiento del Tío Sam en EE.UU.
Llamamiento del Tío Sam en EE.UU.

Las marcas estadounidenses cogieron su “fusil”. ¿No te lo crees? Un ejemplo: encuentro de la American Axle & Manufacturing Ing, una poderosa empresa proveedora de componentes. La rueda de prensa se inicia bajo el dedo amenazador del Tío Sam en un cartel de reclutamiento. El propio presidente de la compañía, Dick Dauch, asegura que la posible alianza entre GM y los franceses de Renault es “basura”.

La preocupación por el desplome de ventas de los Tres Grandes preocupa sobremanera: en julio, han sufrido un auténtico batacazo en su propio mercado (General Motor ha matriculado un 19,5 por ciento menos; Ford, un 34 y Chrysler, un 37). Además, estos datos contrastan con la imparable escalada de marcas como Toyota y Honda.

No olvidemos que, por primera vez en la historia, Toyota ha desbancado a Ford como la segunda automovilística que más vehículos vende. El propio presidente de la división americana de Ford, Mark Fields, asegura que la automovilística estadounidense se enfrenta a auténticos “movimientos tectónicos”. Y, por eso, han decidido hacer un notable esfuerzo en calidad.

La consultora J.D.Power acaba de presentar su último estudio de calidad (comprueba los problemas que han dado los coches a los 90 días de su compra y la valoración que tienen los usuarios) y hay muy buenas noticias para las marcas con sede en Detroit: tres de los cinco vehículos más valorados tienen “pasaporte estadounidense”.

  • Entre los más grandes: Mercury Grand Marquis
    * Entre las berlinas: Buick Century.
    * Entre los todo terreno: Cadillac Escalade EXT.
    * Entre los SUV: Toyota RAV4.
    * Entre los coches deportivos: Lexus SC 340.

También han descubierto que los vehículos que más problemas han dado durante el año pasado son extranjeros: Kia y Land Rover coronan la lista de fallos detectados según J.D.Power.

“Los fabricantes estadounidenses escuchan a los clientes y comienzan a poner en práctica medidas de calidad en sus plantas”, ha asegurado el director de investigación de J.D.Power, Neal Oddes.

Hace años, cuando una fábrica de coches anunciaba despidos, algunos llegaban a quemar vehículos extranjeros en las calles de Michigan. Los tiempos han cambiado tanto que ahora es un japonés –Toyota- el segundo que más vende en EE.UU. Sin embargo, tener muchas ventas no es sinónimo de ganarse la nacionalidad estadounidense. Así de claro lo tienen muchos fabricantes norteamericanos, que han subido el tono de sus anuncios publicitarios y de sus quejas.

El presidente de Ford, Mark Fields, lamentaba hace poco que los gobiernos asiáticos animan y ayudan a los fabricantes domésticos, mientras que el Ejecutivo estadounidense no hace lo propio. “La salud de la automoción estadounidense tiene que ser importante para todos, incluso si usted no trabaja en una de estas compañías o no conduce un coche americano”, ha asegurado.

Y dan datos: en el año 1990 había 30.000 empresas de componentes en suelo estadounidense. En la actualidad, apenas hay 10.000 y, en 2010, creen que no se superarán las 4.000. Y exhiben su patriotismo: los Tres Grandes han aportado en 4 años más de 39.000 millones de dólares a la industria de EE.UU., algo que no han alcanzado todas las automovilísticas extranjeras en los últimos 25 años.

Sin embargo, las llamadas empresas foráneas también tienen sus datos. Según Honda, el 80 por ciento de los coches que vende en EE.UU. se fabrican ahí. Estos “japoneses” importan menos coches a suelo americano que la mismísima Ford.

“Realmente, no me preocupo de dónde es construido un coche, a no ser que sea alguien produciendo productos en fábricas donde se explota al obrero. ¿Es DaimlerChrysler una empresa estadounidense?”, ha comentado un portavoz de Honda.

Realmente es importante dónde se fabriquen los coches. Queremos saber tu opinión: participa en nuestros foros.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...