Lexus IS 300h: el Eco por bandera… de cuadros

Mucho antes de que se inventara el distintivo ecológico oficial, siete millones de Lexus IS por la calle atestiguan la acogida de la berlina japonesa.
Autopista.es para Lexus -
Lexus IS 300h: el Eco por bandera… de cuadros
Lexus IS 300h: el Eco por bandera… de cuadros

Tratándose de una marca tan vanguardista, pero joven como Lexus, hablar de berlina “tradicional” puede parecer un contrasentido. Sin embargo, en Lexus no olvidan que además de sus coupés de alto confort y prestación, además de sus modelos más urbanos como el CT 200h y de la corriente SUV imperante representada por NX y RX, la silueta de un coche de tres volúmenes tiene todavía sus seguidores.

Que no es lo mismo entrar en el coche que subirse a un coche y que aún es poco habitual ver un chófer bajándose de un SUV para abrir la puerta a sus pasajeros. Decir “tradicional” en el caso del Lexus IS significa que encierra todo el carácter que vienen cultivando las berlinas GS y LS, con las que se forjó Lexus. Liberando al tren delantero de las funciones de tracción, no solo se hace el coche más manejable en maniobras, sino que al volante le llegan menos sacudidas y vibraciones, lo que hace más placentera y descansada la conducción. Suavidad es el escenario en el que se mueve todo Lexus, y el IS 300h no es una excepción, sino el ejemplo perfecto. Equilibrio en consumos y prestación, en tamaño exterior y espacio interior.

Lexus IS 300h

Lexus IS 300h: reinterpretado

Aun así, le faltaba algo al IS, cuando a mitad de su vida Lexus decidió afinarlo un poco más. Este año le han hecho remodelaciones sutiles por fuera, pero no solo en las piezas “fáciles” de plástico, sino incluyendo cambios en la chapas de estampación. Los pilotos posteriores son diferentes en la comparación directa, pero los faros principales se distinguen por sí solos. No ha cambiado la silueta, con su peculiar luz de día con forma de arpón subrayando la óptica. En cambio, la nueva tecnología de luces de ledes resalta claramente incluso con la iluminación apagada.

Naoki Kobayashi, responsable de todo el proyecto del que ha surgido el renovado IS, sentía que podría aportar mucho con su experiencia. Concretamente en su especialidad durante años, el desarrollo del chasis. Así que solo al volante se consiguen sentir en toda la intensidad los avances del IS 300h. Eso sí, cualquiera de los ocupantes percibirá que las mejoras en las suspensiones conducen a un rodar más confortable. Éstas van montadas sobre unos soportes más rígidos, para que trabajen mejor, y el triángulo inferior delantero es de aluminio, para conseguir ligereza donde realmente se va a sentir más. La amortiguación y la flexibilidad de los muelles —los tradicionales conceptos contrapuestos en las suspensiones— se han afinado para reducir el balanceo sin que esto comprometa el filtrado, sino todo lo contrario, ofreciendo un rodar con más suavidad y mejor vida a bordo.

En el interior, ya sugeríamos que el conductor apreciará el rigor al volante, la precisión con la que se transmiten las órdenes y lo imperturbable de la trayectoria, con independencia de las irregularidades de la carretera. Además, le ofrecen un mayor acolchado en la consola central, para mejor confort de su rodilla en estas situaciones. Este mimo lo reciben en la misma medida el resto de ocupantes. En los acabados más altos se puede disponer de una orientación al lujo o a la deportividad (la familia F Sport, en la que también se distingue en el exterior un diseño del frontal más marcado). En estos últimos, no solo se incluyen asientos de corte deportivo y calefactables, sino también una instrumentación al estilo del superdeportivo Lexus LFA, además de reglajes específicos para la dirección y una suspensión de tipo adaptativo.

Lexus IS 300h

Lexus IS300h: ¿Adhesivo o galardón?

Además del refrendo de sus dueños, con siete millones de Lexus IS entregados, ahora son las autoridades españolas las que dan su beneplácito: gracias a su tecnología híbrida, el Lexus IS 300h, como todos los híbridos de Lexus, merecen la etiqueta “Eco” de la DGT. Esta etiqueta certifica la limpieza del vehículo que luce el distintivo, más allá del cumplimiento de la normativa de emisiones más exigente del momento. Por ello, muchos ayuntamientos ofrecen descuentos a la hora de aparcar en zonas de estacionamiento regulado, otros como Barcelona permiten su circulación por las vías de alta ocupación incluso si solo va a bordo el conductor... e incluso verse exento de limitaciones a la circulación en los días declarados de alta contaminación.

Lexus IS 300h

Lexus IS 300h: datos clave

- 223 CV, rendimiento global de sus dos motores.

- 4,3 l/100 km es el consumo homologado mixto.

- 7 niveles de equipamiento para este híbrido.

- Levas tras el volante: es automático, pero pueden ser útiles para una conducción más dinámica o para reducir marchas antes de una curva.

- Hasta diez pulgadas para la nueva pantalla que corona el salpicadero.

- Doble imagen: los acabados altos acentúan lujo —Luxury— o deportividad —F Sport—, con equipamientos específicos y estética diferenciada.

Lexus IS 300h

También te puede interesar

Lexus RX 450h: un SUV único

Lexus RC 300h: el poder de la H

Híbridos, la tecnología de hoy: olvídate de los enchufes