Land Rover Defender: más refinado

Land Rover acudirá a París con importantes novedades. Entre las más destacadas se encuentra la pequeña remodelación a la que ha sometido a uno de sus modelos más representativos, el Defender. El duro todo terreno inglés recibe un nuevo interior, un novedoso turbodiesel y una caja de cambios de seis velocidades que, a juicio de sus responsables, lo hacen más refinado.
Autopista -
Land Rover Defender: más refinado
Land Rover Defender: más refinado

Con la incorporación a la gama de la mecánica Diesel de 2.4 litros, de origen Ford, acoplada a una nueva caja de cambios de seis velocidades, Land Rover espera potenciar las capacidades off road del Defender sin mermar el confort de marcha y las prestaciones en carretera.

Respecto al 2.5 litros al que sustituye, proporciona la misma potencia 122 CV. Es en el reparto del par y en la entrega de potencia donde este propulsor muestra su ventaja sobre aquel. Así, su cifra de par máximo es de 36,3 mkg –por los 30,6 del 2.5- obtenida a 2.000 vueltas y, según sus responsables, se mantiene por encma de los 31,8 mkg en un régimen de giro de entre 1.500 y 2.700 revoluciones.

La curva de potencia, por su parte, se mantiene al 90 por ciento de su máximo entre 2.200 y 4.350 rpm, lo que significa un abanico de utilización muy amplio.

Parte de un bloque de hierro de fundición, pero la culata de 16 válvulas es de aleación. El sistema de inyección de combustible es por common rail Denso. Cuenta también con un turbocompresor de geometría variable Garret que proporciona mejor respuesta del motor a las órdenes del acelerador.

La otra gran novedad mecánica es el añadido de una nueva cahja de cambios GFT MT 82 de seis velocidades, frente a las cinco de la anterior. La incorporación de una relación más no sólo implica, a priori, unos consumos contenidos, sino también un mejor escalonamiento de las marchas. Ello ha permitido reducir el desarrollo de la primera velocidad en modo reductor, lo cual, junto al incremento del par máximo asegura la superación de cualquier obstáculo por duro que sea.

El confort de marcha también se ve beneficiado con esta nueva caja de cambios que ha visto modificada la dureza del embrague y del tacto de palanca.

Las grandes modificaciones del Defender han sido aplicadas en el interior. El exterior apenas varía, dado que Land Rover quiere mantener inalterado el espíritu de un clásico todo terreno que apareció en 1948 y que ha vendido casi dos millones de unidades desde su lanzamiento. El perfil del capó, ahora más acentuado, es la única difrencia respecto a la generación anterior.

El salpicadero es de nueva factura. Lleva una única moldura reforzada por un rail de acero. El objetivo es reducir los ruidos derivados del traqueteo de la carrocería. La instrumentación recuerda a la que utiliza el nuevo Discovery, con un nuevo sistema de entretenimiento y altavoces, de calefacción y ventilación. El tiempo de calentamiento del habitáculo en invierno se ha reducido en un 40 por ciento y el flujo de aire que penetra en el habitáculo se ha incrementado en un 50 por ciento.

El sistema de aire acondicionado también ha sido mejorado y añade unas toberas de desempaño de las vetanillas laterales.

La ergonomía ha sido cuidada al máximo: iluminación de los instrumentos, asa de agarre del pasajero y un intuitivo acceso a los mandos ubicados en la consola central. Esa pretensión por mejorar la adaptación del conductor y los ocupantes al interior del vehículo tiene su máxima expresión en los asientos delanteros. Son más altos, tienen mejor agarre dorsal y cuentan con unos reposacabezas ergonómicos.

La segunda fila de asientos también ha recibido notables mejoras que los hacen más robustos y envolventes, además de haber sido ubicados en el sentido de la marcha. En las versiones 110 SW y 130 Doble Cabina, además, disponen de de división asimétrica, un mecanismo de plegado por muelles que permite abatir los asientos en el caso de que se necesite transportar carga voluminosa.

Además, el Defender 110 SW cuenta con la posibilidad de añadir una tercera fila abatible o plegable en los laterales del vehículo.

Al igual que la generación anterior, el modelo se ofrece en tres batallas (pick-up, con 2.360 mm, Station Wagon, con 2.794 mm, y Cabina Doble, con 3.225 mm) que, combinadas con 14 carrocerías diferentes ofrecen una variedad de configuraciones de difícil parangón en el sector.

Si quieres saber más de lo que las marcas nos quieren contar, te ofrecemos una ventana abierta al Salón de París. Hemos abierto un blog en el que nuestros enviados especiales a la muestra nos contarán esos detalles que no son accesibles, los entresijos de un certamen apasionante que tiene mucho, muchísimo que contar. No te lo pienses más: entra a nuestro blog y entérate de todo.

<

p> Además, te ofrecemos, como siempre, la posibilidad de opinar tú mismo sobre lo que hay en el salón. Si no quieres hacerlo directamente en el blog, puedes hacerlo en los foros. Aquí tienes un <a href="http://motor.terra.es/motor/foro/portada.cfm?IDcategoria=82&IDconversacion=535842&IDforo=212&nivel=2&idcanal=83"_blank">foro sobre el Salón de París.

Galería relacionada

Lr_ defendder_07

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...