KTM X-Bow: el coche que se cree una moto

¿KTM no hacía motos? Exacto, pero ahora se pasa a los coches. Toda la emoción del mundo de las dos ruedas para un deportivo radical, de apenas 700 kilos de peso y 220 CV. El X-Bow es algo único.
Autopista -
KTM X-Bow: el coche que se cree una moto
KTM X-Bow: el coche que se cree una moto

Cincuenta años fabricando motos no se olvidan fácilmente. El KTM X-Bow es un superdeportivo, de apenas 700 kilos y 220 CV. ¡3,18 kilos por CV! No nos extraña que su filosofía sea “Ready to Race” (listo para correr).

Aerodinámica cuidada, bastidor de fibra de carbono, ruedas de perfil ultrabajo –de carreras-, un parabrisas de tan sólo 7 mm... El conductor se sentirá a bordo de una moto de competición. Además, KTM se ha fijado en las normas de seguridad de la FIA para su X-Bow.

Incluirá un motor de cuatro cilindros de origen Volkswagen. Se trata de un FSI de inyección directa ya usado por Audi que desarrolla 220 CV de potencia. También las transmisiones provienen del grupo alemán: montará un cambio manual de seis relaciones y, como opción, el cambio automático de embrague pilotado DSG.

Por su parte, los frenos son Brembo de última generación. Vamos, que KTM ha contado con los fabricantes de componentes más deportivos del mercado. Para aumentar la seguridad de todos aquellos que busquen una conducción más deportiva, se incluye propulsión posterior con diferencial autoblocante.

Según aseguran, el X-Bow podría firmar el 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Y olvídate de elementos como el aire acondiconado. El X-Bow no montará ningún extra que suponga un peso innecesario para el vehículo. KTM ofrecerá a sus clientes los mismos accesorios que en su línea de motos.

Su presentación oficial tendrá lugar en Ginebra. Se espera su comercialización a lo largo de este año, pero sólo se fabricarán unas 100 unidades. Su precio podría rondar los 40.000 euros.

El X-Bow es un modelo radical, inédito. Yamaha también hizo sus pinitos en el mundo de los coches deportivos. Por su parte, Dodge se adentró en el mundo de las motos con su espectacular concept Tomahawk (en la foto). Su nombre de misil no le va nada mal: este automóvil para un pasajero o esta moto de cuatro ruedas, como prefieras, alcanza los 675 km/h y pasa de 0 a 100 en 2 segundos, por algo monta un poderoso V10 de 507 CV.
También Peugeot hizo un prototipo inspirado en un quad: el Quark, que incorporaba una mecánica de pila de combustible.

Galería relacionada

KTM X-Bow

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Hamilton pilotó la Yamaha de Rossi y Valentino condujo el Mercedes de Lewis...

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...