Kia Sportage

Se presenta un otoño caliente para Kia. La marca coreana tiene en la recámara varias novedades que se presentarán en las próximas semanas. Una de ellas es el Sportage, su todo terreno compacto, que recibirá un pequeño restyling y verá la luz en el próximo Salón de Frankfurt.
-
Kia Sportage
Kia Sportage

El todo terreno coreano ofrece ligeras modificaciones en su exterior, con una calandra rediseñada, grupos ópticos con perfil en negro, retrovisores exteriores de mayor tamaño, llantas de aleación ligera de nuevo diseño, más variedad de colores y parachoques que comparte la tonalidad de la carrocería.

Estos cambios estéticos sirven para que que el modelo gane atractivo y estilo vanguardista y no pierda comba respecto a sus principales rivales: Hyundai Tucson, Toyota RAV-4, Honda CR-V y Nissan X-Trail.

No obstante, la actualización del Sportage no es meramente estética. La dirección gana en dinamismo, siendo ahora más directa, y los amortiguadores de la suspensión son más firmes para mejorar el comportamiento en asfalto.

Igualmente, crece el tamaño de los neumáticos, ahora de 215/65 sobre llanta de 16 pulgadas, y el diámetro de los frenos, llegando a los 300 mm (antes 284 mm). Con estas modificaciones, según Kia, se mejoran las cifras de frenado y se consigue detener el Sportage en 41,6 metros desde 100 km/h.

En el interior también hay cambios. Los asientos delanteros ganan en comodidad y son más largos y anchos (40 y 20 mm, respectivamente), mientras que los traseros resultan más firmes y tiene mayor longitud al techo (5 mm más). Los pasajeros, además, tendrán mayor confort de marcha, ya que el ruido aerodinámico se ha reducido gracias al nuevo diseño de los espejos retrovisores y a la inclusión de mejoras en los rebordes del techo eléctrico.

En cuanto a los motores, se mantienen las dos mecánicas de gasolina, el 2.7 V6 de 175 CV y el 2.0 de 142 CV, y la Diesel 2.0 CRDI de 140 CV y la varientes de tracción delantera y total, asociadas a cajas de cambios manual o automática.

El nuevo Kia Sportage se fabricará en la planta que posee la marca coreana en Europa, concretamente en Eslovaquia. En este enclave también se ensamblan el Kia Cee’d y las versiones de tres puertas y familiar. La planta de Zilina cuenta con 2.400 empleados y dos turnos de producción y su objetivo es convertirse en una de las más productivas de Europa y ensamblar 100 coches por empleado al año.

Galería relacionada

Kia Sportage 2008

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...