Kia Magentis

La nueva generación del Kia Magentis rompe completamente con el pasado. Ofrece una línea muy discreta y sencilla, un interior acogedor muy bien equipado y nuevas mecánicas de gasolina y Diesel pensadas y adaptadas al mercado europeo. Los precios del nuevo modelo son muy competitivos y arrancan en 21.500 euros.
-
Kia Magentis
Kia Magentis

La gama del Magentis estará compuesta inicialmente por tres mecánicas. En gasolina, por un cuatro cilindros de dos litros de capacidad y 145 CV de potencia y un seis cilindros en V de 188 CV de potencia, derivado del que emplea el Sportage. El Diesel también es de origen Hyundai, con cuatro cilindros, common rail de segunda generación, equipado con sistema de filtro de partículas y turbo de geometría variable, que desarrolla una potencia de 140 CV (en la versión para el mercado español). Anuncia una velocidad máxima de 201 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos. De serie se encuentra asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, opcionalmente, podrá contar con una caja automática de cuatro marchas, al igual que la variante de gasolina de dos litros. El más potente de todos únicamente estará disponible con caja de cambios automática de cinco relaciones.

En cuanto a los niveles de terminación, en el mercado español se ofrecerán dos posibles niveles, denominados EX1 y EX2. La versión de gasolina de dos litros de capacidad sólo se ofrecerá en el primer nivel, mientras que el tope de gama de gasolina irá asociado indisolublemente al EX2. En el Diesel se podrá optar por cualquiera de las dos terminaciones.

La primera de ellas contempla seis airbag, sistema de control de estabilidad ESP, con ABS y distribuidor electrónico de la fuerza de frenada, reposacabezas activos, llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos Kumho o Hankook (la de repuesto de las mismas características), asiento del conductor eléctrico, faros antiniebla, sensor de ayuda al aparcamiento, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, volante y palanca de cambios tapizados en piel, ordenador de viaje, sistema de encendido de luces automático, climatizador y en el caso de las mecánicas Diesel, sistema de control de velocidad de crucero y pantalla digital para el cuadro de instrumentos “supervisión cluster”.

En el caso del acabado EX2, se suma al anterior, el navegador vía satélite con sistema de telefonía manos libres Bluetooth, llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot 215/50 R17W (la de repuesto de las mismas características), sensor de lluvia, retrovisor interior fotosensible, tapicería de cuero y delanteros calefactados, asiento de acompañante eléctrico, red portaequipajes en maletero y ventanilla del conductor con sistema de seguridad. (Este equipamiento EX2 tiene un incremento de 4.000 euros sobre el EX1). En el caso de la mecánica de gasolina 2.7 V6 se suma el sistema de pedales regulables eléctricos y la cortinilla para la luna trasera.

Como opción se puede solicitar la transmisión automática de cuatro marchas para la mecánica Diesel (asociada al acabado EX2), las llantas de 17 pulgadas en las versiones de acabado EX1, así como el navegador con Bluetooth, también para las versiones de este acabado, aunque todavía no han sido comunicados los precios de estos dispositivos.

Los ingenieros de la marca han optado por un conjunto independiente de suspensiones, con columnas McPherson en el tren delantero y sistema multibrazo en el trasero. Absorben bien las irregularidades del terreno, pero resultan algo blandas y provocan cierto balanceo de la carrocería cuando se abordan virajes con decisión.

En la toma de contacto que efectuamos por carreteras andaluzas tuvimos la oportunidad de probar la versión Diesel 2.0 CRDI con cambio manual y la verdad es que nos pareció agradable en general. No es el más prestacional de los modelos de su categoría, pues hoy en día la mayoría de los fabricantes están incluyendo alternativas en el entorno de los 180 CV, aunque sí se encuentra en la media de lo que eligen los compradores españoles.

El comportamiento de la variante Diesel es discreto. Resulta muy cómodo en general, silencioso y fácil de conducir, con un motor voluntarioso, algo escaso de entrega de potencia en la parte inferior del cuentarrevoluciones (empieza a destacar por encima de 2.000 rpm), pero bastante lleno a medio y alto régimen. El cambio de marchas tiene un escalonamiento adecuado a los tiempos de hoy, es decir, más enfocado al uso por autovía o autopista, con las cinco primeras relaciones más cerradas y una sexta bastante larga pensada para desahogar el régimen de giro del motor, reducir el nivel de ruido en el interior del habitáculo y rebajar los niveles de consumo (la marca anuncia un consumo de 8,1 l/100 km en ciudad, 5 litros/100 km en carretera y 6 litros en uso mixto), unos valores en línea con los de la competencia.

El tarado de suspensión nos ha parecido demasiado blando, lo que provoca bastante oscilación de la carrocería y, unido a una dirección bastante filtrada, no contribuye a transmitir mucha confianza en una conducción a ritmo vivo, aunque sobrada para la mayoría de los usuarios a los que va dirigido este modelo.

Galería relacionada

Kia Magentis 2006

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...