Kia Carens

El Carens, indudablemente, es mejor coche que su antecesor. Un modelo con motores y plataforma modernos que sigue careciendo del renombre y la popularidad de los “gallitos” del segmento: Zafira, Scénic, Corolla Verso, Touran o C-Max. Estamos seguros que de conocerse mejor y de abandonarse ciertos prejuicios, se lo pondría muy difícil a los mencionados anteriormente.
-
Kia Carens
Kia Carens

El nuevo Carens estrena también una nueva plataforma, heredada del Magentis, y en la que destaca la incorporación de una suspensión de tipo multibrazo en el eje trasero, que, según Kia, pretende reducir la inclinación lateral y longitudinal de la carrocería. Al mismo tiempo, los amortiguadores tienen un tarado más firme en esta zona para evitar demasiado balanceo. El resultado es muy bueno, en nuestra opinión.

<

p> Respecto al anterior Carens, éste muestra más aplomo y empaque en todas las situaciones gracias, en parte, a unos neumáticos de mayor tamaño: 225/50 en llanta de 17 pulgadas para el Diesel. Las suspensiones son cómodas y ofrecen un digno filtrado de las irregularidades del terreno, con una carrocería que oscila levemente, aunque es lo esperado en un vehículo de este tipo.

El equipamiento de seguridad activa del Carens es destacado, aunque sólo en el nivel de equipamiento más alto, el EX II, donde se incluye, de serie, control de tracción, ayuda a la frenada y ESP –quizás algo intrusivo-. Pero no os asusteis, el monovolumen coreano tiene un comportamiento bastante previsible, netamente subvirador y que va “avisandote” a medida de que te acercas al límite.

Los motores que equipa esta nueva generación del Carens también son novedad en el modelo, aunque han debutado ya en el Magentis. Se trata de un dos litros gasolina de 145 CV y un dos litros Diesel CRDI de 140, que será el auténtico “best seller” de la gama. Precisamente, nuestra toma de contacto fue con la variante turbodiésel y fue muy satisfactoria. El propulsor apenas hace ruido y destaca por su suavidad, sin repuntes bruscos de par. No es un motor de excesiva garra ni de tintes deportivos, pero cumple con creces desde lo más bajo del cuentarrevoluciones y logra mantener cruceros elevados. Los desarrollos del cambio, manual de seis marchas como única posibilidad y con una palanca de tacto agradable, nos parecen acertados, y están enfocados al ahorro de combustible sin que sufran las prestaciones.

Los consumos son contenidos. Según las mediciones oficiales, en el ciclo combinado gasta 6,1 litros cada 100 km, 7,8 en ciudad y 5,2 en el ciclo extraurbano. En nuestra experiencia al volante, con una conducción rápida y con continuos cambios de ritmo, el ordenador de viaje nos marcaba 7,4 litros a los 100 km, una cifra bastante buena. En cuanto a las prestaciones, su velocidad máxima es de 187 km/h y alcanza los 100 km/h desde parado en 11 segundos.

Por su parte, el motor de gasolina, con caja de cambios manual de cinco velocidades, consume de media 8,4 litros cada 100 km (6,9 litros en el ciclo extraurbano y 11,1 en el urbano), su velocidad máxima es de 190 km/h e iguala la aceleración 0-100 km/h de la versión Diesel: 11 segundos.

El Carens, que ya se encuentra disponible en los concesionarios de la marca coreana, cuenta con dos niveles de equipamiento, EX I y EX II, para la variante Diesel y sólo el EX II para su versión de gasolina. Desde el acabado más básico se incorporan airbags delanteros, laterales y de cortina, barras superiores portaequipajes, radio CD y climatizador, entre otros. El acabado más lujoso (2.000 euros más) es otra cosa y resulta muy completo, con elementos como control de tracción y estabilidad, llantas de aleación de 17 pulgadas –16 pulgadas en el EX I-, retrovisores plegables, sensor de aparcamiento, asiento eléctrico del conductor, cargador de CDs y lector de MP3 para el equipo de sonido, sensor de lluvia y luces y control de crucero, entre otros. Como opciones, quedan la pintura metalizada (330 euros), la tercera fila de asientos (450 euros) y, lamentablemente, la rueda de repuesto convencional (que se aloja bajo la carrocería), pues de serie viene un kit antipinchazos.

Los precios son los siguientes:

Modelo
Acabado
Combustible
Plazas
Precio
Kia Carens 2.0 CRDI
EX I
Gasóleo
5
21.800
Kia Carens 2.0 CRDI
EX II
Gasóleo
5
23.850
Kia Carens 2.0 DOHC
EX II
Gasolina
7
23.350

Me gustaba el anterior Carens, me parecía uno de esas “perlas” que no son muy conocidas por el público general y que te sorprenden favorablemente, tanto por precio, acabado y comportamiento. Con esta nueva generación, mi opinión es similar, aunque con ciertas salvedades. Cierto que es mejor coche, está mejor terminado, tiene la opción de las siete plazas y sus motores son de última generación, pero tiene un problemilla: el precio. No digo que sea caro, lo que pasa es que sus rivales europeos (y estoy pensando principalmente en el nuevo C4 Picasso –un magnífico coche-) tienen tarifas similares.

Galería relacionada

Kia Carens 06

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...