Kerkorian hace saltar la banca de GM

Kirk Kerkorian, el hombre que controla parte de los casinos más importantes de Nevada, el ejecutivo que llevó a DaimlerChrysler a los tribunales, ha puesto a General Motors contra las cuerdas. Su reciente venta de acciones ha pillado a todos por sorpresa y arroja los valores de la compañía al nivel más bajo desde hace 25 años.
-
Kerkorian hace saltar la banca de GM

Kirk Kerkorian ha dado todo un gancho a GM. El asalto se ha disputado en el parqué de la Bolsa de Nueva York: el multimillonario ha vendido por sorpresa 12 millones de sus acciones de GM. El golpe ha llevado a la compañía a las cuerdas, ya que el valor de sus participaciones ha caído un 5,7 por ciento.

El mayor gigante de la automoción tiene ahora el mismo precio que hace 25 años. Y hay más. Kerkorian todavía tiene 44 millones de acciones; es decir, estamos ante el dueño del 7,8 por ciento de GM. Muchos no descartan que esté en posición de realizar nuevas ofensivas.

¿Por qué lo ha hecho? Kerkorian asegura que es una jugada para recibir descuentos fiscales. Sin embargo, a los analistas les extraña que un hombre cuya fortuna se calcula en más de 9.000 millones de dólares monte este operativo para desgravarse unos pocos dólares.

En Detroit (sede de GM) ya se habla sin tapujos de “venganza”. Hace unos días, Kerkorian pidió que uno de sus hombres de confianza entrara en el consejo de directores. La compañía dijo “no”: según la prensa estadounidense, el magnate tiene algunas poses “de mafioso de Las Vegas”. Si lees algunos datos de su biografía (que te ofrecemos a continuación), comprenderás por qué Kirk no es uno de los ejecutivos más queridos entre los empresarios del país.

Una cosa está clara: a Kirk Kerkorian no le tiembla el pulso. Es un hombre acostumbrado a controlar el negocio de las fichas y de las apuestas y combatió como piloto en la II Guerra Mundial (algunos aseguran que estuvo a cargo de misiones suicidas). En los años 90 era accionista de Chrysler, pero,cuando Daimler se alió con esta compañía (1998), no dudó en llevarlos a todos ante los tribunales; y estamos hablando de la fusión más importante que se había producido hasta entonces entre dos empresas. También es famosa su gestión de los estudios cinematográficos Metro Goldwin Mayer: los compró y los vendió tres veces seguidas.

General Motors no sólo tiene que esquivar los golpes de Kerkorian. Toyota amenaza seriamente su reinado como el mayor fabricante de automóviles del mundo. Mientras que el gigante estadounidense planea reducir su producción y despedir a algunos de sus trabajadores, la compañía nipona ha anunciado que –durante 2006- su fabricación se disparará un 10 por ciento.

El presidente de GM, Rick Wagoner, ha asegurado que la ofensiva de Toyota no les asusta: “No concedo nada a nadie”, ha asegurado. Según comenta, su compañía tiene un as en la manga: su fuerza en mercados de fuerte crecimiento, como Brasil y China.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...