Justicia apoya las peticiones de la DGT

La reforma del Código Penal que prepara el Ministerio de Justicia prevé penas de cárcel para los excesos de alcohol y los de velocidad “graves”. De esta forma, este Ministerio apoya la labor de la Dirección General de Tráfico (DGT) y su nueva política de tolerancia cero.
Autopista -
Justicia apoya las peticiones de la DGT
Justicia apoya las peticiones de la DGT

La Dirección General de Tráfico quiere acabar con la ambigüedad existente en los artículos referentes a conducción temeraria o bajo los efectos del alcohol. Para conseguirlo, ha pedido al Ministerio de Justicia que se castigue con penas de cárcel los excesos de alcohol o de velocidad al volante (en la imagen de más abajo, un radar). Aparte, conducir con la licencia suspendida de manera temporal o definitiva entraría dentro de las conductas sancionadas por el Código Penal, aunque aún no se ha decidido cuál sería la pena.

<

p> Desde Justicia, su máximo responsable, Juan Fernando López Aguilar, ha asegurado que serán conductas penadas con cárcel los índices de alcohol en sangre superiores a un gramo por litro y los excesos de velocidad muy graves (sobrepasar los límites en 50 km/h en ciudad y en 70 km/h fuera de ella).

<

p> El ministro de Justicia no se olvida de otro aspecto mucho más importante, pero menos noticiable: fomentar medidas educativas preventivas. Aunque dichas medidas son mucho más lentas en su implantación, son, a largo plazo, mucho más útiles para la sociedad.

El director de Tráfico, Pere Navarro, considera “insoportable” la cifra de 45 fallecidos en las carreteras durante el pasado Puente de San José. Por eso, urge a Justicia para que tramite cuanto antes la propuesta de cambios en el Código Penal. Sus peticiones podrían llegar al Congreso antes de final de año.

Finalmente, López Aguilar ha pedido que se erradique del lenguaje la palabra “accidente” para referirse a los siniestros de tráfico. En unas declaraciones realizadas en un desayuno informativo de “Nueva Economía Forum” aseguró lo siguiente: “No llamemos accidente, como si fueran precipitaciones meteorológicas, a las muertes causadas por una conducta dolosa, netamente delictiva, de un conductor que no respetó las normas”.

<

p> Pere Navarro, director general de Tráfico, asegura que los cambios en el Código Penal no resolverán el problema, pero sí ayudarán, y mucho, ya que “todo es un conjunto de medidas para obtener un resultado”.

<

p> Y hay más cambios, según Navarro, se va a introducir una modificación en el reglamento referente a los conductores con discapacidades. Hasta ahora, todos ellos tenían un límite de velocidad de entre 70 ó 90 km/h, según su minusvalía; cuando entre en vigor la modificación –en junio aproximadamente-, sólo tendrán límite cuando el expediente médico lo indique.

Ante las declaraciones del ministro de Justicia, uno de los club de automovilistas más importantes de nuestro país, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), ha mostrado abiertamente su rechazo. "La finalidad del Código Penal es castigar los comportamientos socialmente más reprochables y, desde CEA, entendemos que no se pueden llevar todas las infracciones del tráfico al ámbito penal, ni se debe recurrir al Código Penal como solución a todos los problemas de la alta siniestralidad", han declarado.
Según CEA, "hay unanimidad en la doctrina de todos los penalistas, no sólo los españoles, sino internacionales, por la que el recurso a criminalizar conductas o comportamientos, incluyéndolos en el ámbito de un código penal, debe ser algo absolutamente restrictivo y excepcional".

Si los cambios pretendidos por Justicia e Interior llegan a aprobarse en el Congreso, algo que sucederá previsiblemente a finales de este año, en 2007 podrían ir a la cárcel cerca de 60.000 conductores. Estos cálculos, realizados por Automovilistas Europeos Asociados (AEA), se basan en las denuncias realizadas el pasado año por la DGT y atendiendo a los motivos por los que fueron formuladas.

Los ministerios de Justicia y de Interior siguen empeñados en penar con cárcel los excesos de velocidad. Pero, ¿es siempre una conducta delictiva conducir por encima de 120 km/h en autopista? ¿Cumplen los radares una función social o más bien recaudatoria? En la revista Autopista han hecho informe acerca de este tema y han concluido que un 40 por ciento de los cinemómetros están colocados “para hacer caja”. Participa en nuestros foros y danos tu opinión.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...