Los jóvenes creen que el carnet no les capacita para conducir

El RACC ha presentado hoy los datos de la “X encuesta sobre movilidad y seguridad vial”. En ella, el club analiza los motivos de accidentalidad de los jóvenes menores de 30 años, a partir de la opinión de los propios afectados y de la sociedad en general. El 40 por ciento de los jóvenes cree que el actual examen no les capacita para conducir.
Autopista -
Los jóvenes creen que el carnet no les capacita para conducir
Los jóvenes creen que el carnet no les capacita para conducir

Esta investigación del RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) forma parte del proyecto “Conducir, un derecho y una responsabilidad”, y pretende conocer las principales preocupaciones de los jóvenes españoles y su comportamiento en los temas viales.

En la actualidad, los jóvenes constituyen el colectivo expuesto a un mayor riesgo de accidentes de conducción. El estudio se centra en la mortalidad registrada España en 2004, cuando 1.547 jóvenes de 15 a 29 años fallecieron en accidentes de tráfico (lo que representa el 33 por ciento del total de fallecidos en accidentes de circulación en España). La mayoría de estos siniestros responde a unas características muy determinadas: suele ocurrir los fines de semana y por la noche.

Además del género y la edad, el “factor experiencia” se convierte en un elemento clave en la accidentalidad de los más jóvenes. Diversos estudios internacionales confirman que “sólo un año de experiencia es suficiente para reducir en una quinta parte la probabilidad de sufrir accidentes respecto al tiempo inmediatamente posterior a obtener la licencia de conducir”.

Estas cifras alertan de la gravedad del problema en España. De hecho, la tasa de jóvenes fallecidos en 2004 se situó entre las más altas de la Unión Europea, junto con Austria, Luxemburgo y Francia. Cabe destacar que, durante 2006, y, concretamente, desde la implantación del permiso de conducir por puntos el pasado 1 de julio, la accidentalidad de los jóvenes ha bajado un 36,6 por ciento.

El trabajo ha analizado 4.623 entrevistas a residentes en España durante el año 2004. De éstas, 1.211 entrevistas pertenecían a jóvenes menores de 30 años.

Según esta encuesta, los temas de movilidad, como disponer de carnet de conducir o de vehículo propio, están entre las principales preocupaciones de los jóvenes españoles. Además, sus máximas preocupaciones respecto a este tema son la contaminación producida por los vehículos y los accidentes de tráfico, lo que demuestra la preocupación por aspectos de seguridad vial y medio ambiente.

En cuanto al comportamiento de los jóvenes conductores encontramos que casi la mitad de los desplazamientos (44,68 por ciento) se realiza en vehículo privado; el 30 por ciento, a pie; y el 25 por ciento, en transporte público.
Además, los hombres utilizan más el vehículo que las mujeres: un 48 por ciento frente a un 40 por ciento.

Otro dato importante es que los jóvenes admiten que asumen ciertas prácticas de riesgo cuando conducen, como sobrepasar los límites de velocidad, conducir con la música elevada, conducir cansados y hablar por el teléfono móvil. Sin embargo, los jóvenes opinan que ellos usan más medios de seguridad, como el cinturón de seguridad, que es empleado en un 93 por ciento de sus desplazamientos.

En general, la población más adulta tiene una visión más negativa de lo que realmente practican los jóvenes conductores. Mientras se considera que estos exceden la velocidad en un 76 por ciento, ellos afirman hacerlo en un 34 por ciento. Un 27 por ciento de los jóvenes afirma haber sufrido un accidente alguna vez, y, mayoritariamente, conducían ellos. Es curioso que el 44 por ciento de estos jóvenes afirme haber sido embestido por otros vehículo (el 48 por ciento de mujeres y el 41 por ciento de hombres). Otra causa frecuente de accidentes es la distracción (21 por ciento), mientras que el alcohol es la causa menos frecuente (0,7 por ciento).

Por tanto, no hay desconocimiento sobre las causas de riesgo, sino que hay que tomar medidas de actuación para que estas causas no se pongan en práctica.

Un poco más de la mitad de la población considera que aprobar un examen como el actual es suficiente para conducir, pero el 38,55 opina que no: es decir, el carnet no les capacita para conducir.

Además, 4 de cada 10 jóvenes afirman haber sido multados por mal estacionamiento (chicos y chicas) y por exceso de velocidad (más hombres que mujeres). Sin embargo, el 94 por ciento de los jóvenes afirma que no han sido multados nunca ni por exceso de velocidad ni por saltarse un semáforo en rojo.

Hay que reconocer la accidentalidad como un tema prioritario de Estado. Por tanto, habría que promover nuevas medidas legislativas y educativas. No se debe culpabilizar a los jóvenes, sino educar a la población con campañas específicas, dotarnos de más agentes y mejorar la educación. Se debe mejorar la formación de los profesores e intentar incorporar la seguridad vial en el proceso educativo (en Francia, a día de hoy, un chaval que llega a la autoescuela tiene que tener un certificado de haber realizado un curso sobre seguridad vial). Además, ante el factor experiencia, se podrían reforzar las medidas, como hacer un seguimiento a los conductores noveles y avanzar en el desarrollo de las nuevas tecnologías. Un último recurso: aumentar la oferta de transporte público.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...