El porcentaje de positivos por droga supera a los de alcohol

Algunos jóvenes reconocen el riesgo de conducir tras haber ingerido drogas ilegales, pero consideran que su consumo es normal y pueden controlar sus efectos.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

El porcentaje de positivos por droga supera a los de alcohol
El porcentaje de positivos por droga supera a los de alcohol

Tal y como se desprende del informe “Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo” de la Fundación Mapfre, parece ser que se ha invertido el ratio alcohol / drogas, de manera que la conducción tras el consumo de drogas es más habitual que tras el consumo de alcohol. Esto puede deberse a que existe una mayor concienciación de los efectos que produce el consumo de alcohol en la conducción, pero no de los efectos de las drogas.

Muchos jóvenes creen que los riesgos del consumo de drogas en la conducción son menores que los del alcohol. Y, aunque existe un amplio rechazo a considerar que el consumo de alcohol y drogas forman parte de la conducción cuando se sale de marcha, lo cierto es que ven normal beber y consumir droga cuando salen por la noche, aunque tengan que conducir después.

El estudio, realizado a través de encuestas a españoles entre 16 y 30 años, destaca que aunque la mayoría declara que en los últimos seis meses nunca ha conducido bajo los efectos de sustancias, un porcentaje importante ha conducido alguna vez bajo los efectos de las drogas.

Por otro lado, seis de cada 10 jóvenes declara haberse subido seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol, y más del 30 por ciento lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína y pastillas.

 

Los riesgos de la droga en la conducción

En definitiva, entre los jóvenes sigue existiendo un comportamiento de riesgo cuando hablamos de drogas y conducción. No son la gran mayoría, pero el porcentaje es significativo. Aunque no parece que estos comportamientos se deban a la falta de información puesto que consideran estar bien informados. El problema viene de la influencia de otros factores como pensar que consumir alcohol o droga es algo habitual, aunque se tenga que conducir, que el riesgo “mejora la experiencia” y que el control “arruina” la diversión.  

Todavía hay jóvenes que piensan que consumir droga mejora las sensaciones y que es posible controlar sus efectos. Nada más lejos de la realidad.

 

También te puede interesar

-Qué se siente conduciendo bajo los efectos de las drogas

-El defensor de los conductores habla de los controles de alcohol y drogas

-Así se realiza un control de drogas

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...