Jonathan Soriano, el eterno luchador que se quedó a las puertas del Camp Nou

La historia de Jonathan Soriano, delantero del Barça B traspasado al Red Bull Salzburgo por medio millón de euros (más 500.000 de variables), es la de un eterno luchador que en 2009 prácticamente se planteaba dejar el fútbol profesional, pero que a base de goles se ha quedado a un paso de las puertas del Camp Nou.
-
Jonathan Soriano, el eterno luchador que se quedó a las puertas del Camp Nou

El que fue máximo goleador del pasado curso en la segunda división con el filial azulgrana se marcha a un equipo de la primera división austríaca, una decisión que ha sorprendido teniendo en cuenta que había despertado el interés de varios clubes españoles y portugueses, además de contar con opciones dentro del Barça.

Tenaz como pocos, el de Soriano no ha sido un camino de rosas. Perla de la cantera del vecino RCD Espanyol, su llegada al primer equipo no alcanzó las expectativas y acabó siendo cedido a otros equipos de segunda (Almería y Poli Ejido), hasta quedar desvinculado del club blanquiazul.

Era 2009 y el ariete recaló en el Barça B, entonces en Segunda B, lo que muchos consideraron un paso atrás, dada su edad, poco habitual en un filial.

Pero tras conseguir el ascenso a Segunda, sus 32 goles en la exigente división de Plata resultaron clave para coronarse como máximo artillero de la categoría y lograr un tercer puesto histórico del filial en la pasada temporada.

Su rendimiento no pasó inadvertido para el técnico del primer equipo, Josep Guardiola, que ya le había hecho debutar en octubre de 2009 en los dieciseisavos de Copa del Rey ante la Cultural Leonesa.

La esperada oportunidad, la que no podía desaprovechar, le llegó el pasado verano, cuando Guardiola lo llamó para participar en la pretemporada del campeón de Europa, quizás buscando en él un ariete tradicional, una alternativa distinta a la de sus menudos atacantes.

Pero en el Allianz Arena de Múnich, durante el torneo veraniego de la Audi Cup, todo se vino abajo, cuando se lesionó gravemente en una desafortunada acción con el central ucraniano del Bayern de Múnich, Anatoli Tymoshchuck, que le obligó a abandonar la gira con una elongación del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Tres meses estuvo fuera de los terrenos de juego, hasta que el pasado 29 de octubre volvió a vestir de corto en la victoria del Barça B ante el Nàstic de Tarragona, y hasta hoy ha anotado cinco goles.

Su intención, repetía a menudo, era volver a convencer a Guardiola. Pero la falta de oportunidades, especialmente a causa de los problemas en la normativa federativa ligados a su edad -si jugaba con el primer equipo no podía regresar al filial- le han llevado a buscar oportunidades en otro lugar.

Quizás se trataba del último tren para jugar al más alto nivel, teniendo en cuenta las dificultades para llegar al primer equipo del Barça. Las puertas del Camp Nou no se abrieron para Soriano, pero otras nuevas lo hacen ahora gracias a sus goles pero, sobre todo, a su obstinación por no darse por vencido nunca.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...