La industria del motor, aparentemente estable

La industria del motor ha concluido el año 2006 con dos fuertes cambios: los planes de reestructuración y los cambios en las cúpulas de directivos. España no se libra de estos ajustes y, aunque el balance del año haya sido positivo, ya se han perdido 300.000 unidades de fabricación, que no se prevén recuperar.
-
La industria del motor, aparentemente estable
La industria del motor, aparentemente estable

La industria del motor no ha descorchado muchas botellas en este comienzo de año. El 2006 ha terminado con serios cambios para las compañías, que siguen sufriendo un exceso de capacidad productiva, lo que les obliga a reinventarse cada poco tiempo.

España no se libra de estos ajustes y, aunque el balance del año haya sido positivo, los datos revelan que las 18 plantas del país –el séptimo del mundo en producción de vehículos- han perdido 300.000 unidades entre ventas y producción, lo que, según algunos analistas, no se prevén que se recuperen durante este año.

La planta de Volkswagen en Landaben (Navarra), que ha negociado durante 15 meses un convenio colectivo entre los trabajadores y la Dirección, ha dejado aparcado este asunto para intentar llegar a un acuerdo en 2007 con el que se consiga la adjudicación de la siguiente generación del modelo Polo.

Por su parte, la planta de Ford en Almussafes (Valencia) también ha dejado aplazadas sus negociaciones para la adjudicación de un nuevo modelo que sustituya al Fiesta en 2008. Por el momento, este año se quedará sin la fabricación de los modelos Ka y Mazda2.

Pero, sin lugar a dudas, los mayores “tira y afloja” se han producido en la fábrica de General Motors en Figueruelas (Zaragoza). Recientemente, la planta española de GM, que fabrica bajo bandera de Opel, ha recibido una inversión de 550 millones de euros para los próximos dos años, lo que la podría convertir en la mayor fábrica del grupo con capacidad de montaje de vehículos.

Concretamente, las previsiones para este año 2007 se sitúan en 455.000 unidades de producción y, tras el reciente cierre de la planta de Azambuja en Portugal, se espera la creación de 800 nuevos puestos de trabajo. Por el momento, la planta aragonesa ha llegado a un acuerdo para producir al modelo sustituto del Opel Meriva.

Así, con las inversiones llevadas a cabo, los principales cambios en la planta aragonesa han sido la construcción de una nueva planta de pintura, de 300 metros cuadrados, y dos nuevas presas.

En cualquier caso, este año Figueruelas deberá afrontar no sólo un cambio cuantitativo (pasar de 378.000 coches fabricados en 2006 a los 455.000 previstos para 2007) sino también un cambio cualitativo, ya que, por primera vez, se simultanearán tres modelos de Opel: Combo, Corsa y Meriva.

Para terminar, hay que destacar que las plantas de Renault en Palencia y Valladolid se han estancado durante este último año por el expediente de regulación de empleo para 1.300 trabajadores, lo que le obligará a ponerse las pilas en 2007 y Seat ha terminado un año agitado con un nuevo presidente, Erich Schmitt, y rumores de ventas.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...