Publicidad

Indemnizados por una roca desprendida

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a la Generalitat a pagar una indemnización de 14.000 euros a dos mujeres que sufrieron un accidente de coche a consecuencia del desprendimiento de una roca, al considerar que es responsable de garantizar la seguridad vial.
-
Indemnizados por una roca desprendida
Indemnizados por una roca desprendida

En la sentencia, la Sala Contencioso-Administrativa del TSJC estima el recurso presentado por las demandantes por los daños causados en el vehículo y por las lesiones que sufrió la conductora del mismo en el accidente, que se produjo en abril de 2002 en la carretera C-55, en el término municipal de Cardona (Barcelona).

El siniestro se produjo cuando el vehículo colisionó con una roca de considerables dimensiones que cayó a la calzada y que provenía de un desprendimiento del talud cuya valla metálica de contención se hallaba rota.

A consecuencia del accidente, la conductora sufrió un agravamiento de una lesión cervical anterior al siniestro y el vehículo quedó en un estado en el que se desaconsejaba su reparación a causa de los graves desperfectos.

El alto tribunal catalán estima la demanda presentada por las dos mujeres a la luz de los informes policiales, que constataron que el accidente se debió a la existencia de una piedra en medio de la carretera que se había desprendido de un talud que tenía una malla de contención rota.

El TSJC concluye que la Administración Pública no cumplió con su obligación de mantener la red metálica existente en el talud en buen estado, no garantizando así la seguridad vial y causando un daño a la parte demandante.

Por este motivo, ha fijado en 7.046 euros la indemnización a percibir por la propietaria del vehículo y en 7.114 euros la indemnización a la conductora del coche por las lesiones ocasionadas.