Todas las ideas son buenas

Año tras año, la Administración se esfuerza en lanzar planes y campañas para reducir los accidentes de tráfico. Pese a la buena intención y la fortaleza de sus medios, no acaban de lograr su objetivo: diariamente muere mucha gente en las carreteras. Todos tenemos ideas para reducir estas trágicas cifras, y todos hemos pensado alguna vez “si yo pudiera, haría ….” Diversas iniciativas recogen estas ideas por si alguna vez sirven para algo.
-
Todas las ideas son buenas

A la vista de que la iniciativa más o menos pública y reglada no acaba con este problema, se ha planteado la posibilidad de pedir su opinión a los más afectados, los usuarios de coches y carreteras. Hace ya unos meses, la Fundación Mapfre puso en marcha una campaña a medias con la Cadena Ser. Todos aquellos conductores o peatones con una idea positiva para reducir los accidentes podrían llamar a la radio y exponerla.

La iniciativa tuvo un éxito relativo. Se recibieron muchas llamadas, pero no se encontraron fórmulas mágicas.

Con la misma voluntad, una página web toma ahora el relevo. Se llama neuronilla.com y acaba de abrir un gran foro para que todo aquel que intuya cómo mejorar la seguridad vial pueda expresarse.

La idea no puede ser más sencilla: dar la palabra al pueblo. A los políticos se les suele poner la carne de gallina cuando se les habla de escuchar las propuestas de la gente. Sin embargo, expurgando con cuidado, se pueden encontrar palabras muy sensatas entre mareas de mensajes, algunos, la verdad, bastante pueriles.

Por ejemplo: Se debería impartir en los colegios e institutos clases de seguridad vial. Creo que sería una buena forma de inculcar a los futuros conductores los riesgos que se pueden evitar con una buena conducción. Con ello me refiero a que se dirijan tanto a los niños, para que ellos se lo digan a sus padres y hermanos mayores, como a los chicos y chicas en edad de sacarse el carnet de conducir.

Esta idea, recogida de neuronilla.com, es una de las posibilidades más discutidas por los legisladores que, en septiembre, deberán redactar definitivamente la nueva Ley de Seguridad Vial. Los profesores de autoescuelas están en contra y gran parte del Ministerio de Educación, también.

Pero, oposición aparte, da la impresión de que sería realmente útil inculcar a los niños valores fundamentales como el respeto a los demás en carretera, por dar un solo ejemplo. Algunos ingenios, como los simuladores virtuales de situaciones de riesgo pueden colaborar en esta tarea.

Otras ideas apuntan a los lugares más conflictivos de las redes viarias, como la que sigue: ¿Qué tal si, como un grupo de personas hemos hecho, a alguien se le ocurre grabar durante 24 horas el comportamiento de los conductores ante un semáforo? Seguro que se nos aclaran las dudas sobre lo que se puede hacer para evitar los atropellos y colisiones (por nuestra experiencia es absurdo denominarlos accidentes).

Sólo en Madrid y Barcelona, un porcentaje altísimo de los atropellos y colisiones se produce en los semáforos. La falta de atención de los conductores y, sobre todo, la falta de respeto a las señales luminosas provocan una enorme cantidad de siniestros que podrían evitarse con un poco más de seriedad y vigilancia por parte de los conductores, y también de los peatones.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...