Ibiza contra la ampliación de sus carreteras

Por decimoséptimo día consecutivo, la isla de Ibiza se mantiene en pie de guerra contra la ampliación de la carretera que une la ciudad con el aeropuerto. Diariamente, y de sol a sol, alrededor de un centenar de personas bloquean el acceso a las obras. La militancia ya tiene nombre y mantiene en jaque a las autoridades baleares. Son la “Plataforma Antiautopistas”.
-
Ibiza contra la ampliación de sus carreteras
Ibiza contra la ampliación de sus carreteras

Un centenar de personas se congregaron desde las siete de la mañana de ayer, por décimo séptimo día consecutivo, en las inmediaciones de la población de San Jorge, en el municipio de San José de Ibiza, para mantener bloqueada la ampliación de la carretera que une la ciudad de Ibiza con el aeropuerto de la isla.

Fue una jornada tranquila y las máquinas estuvieron paralizadas durante toda la mañana, después de que el día anterior se produjera un nuevo altercado, el segundo desde que se iniciaron las protestas, entre miembros del colectivo bautizado como “Plataforma Antiautopistas” y la Guardia Civil.

La “Plataforma Antiautopistas” es una agrupación ciudadana que se opone a la remodelación y que está formada por propietarios, expropiados por las obras, ecologistas y militantes y simpatizantes de izquierdas que consideran que el proyecto elaborado por el Govern balear es desmesurado y ambientalmente insostenible.

Los "antiautopistas" aseguran que la ocupación de los terrenos que está llevando a cabo la empresa MAB, adjudicataria de las obras, es ilegal porque los propietarios no han recibido la correspondiente acta de ocupación previa, una circunstancia que ya han denunciado ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

A la espera de que el juzgado se pronuncie sobre el asunto, y con la esperanza de que decrete una paralización de las obras que propicie una renegociación del proyecto, una representación de la plataforma permanece cada día, desde primeras horas de la mañana hasta la caída de la noche, vigilando la zona para avisar a sus compañeros si observan movimientos de las máquinas.

La intervención de hasta 40 guardias civiles, algunos desplazados desde Mallorca, no logró romper antes de ayer la resistencia de la plataforma, que, a través de mensajes de móviles, avisó a todos los simpatizantes y, en pocos minutos, se reunieron en la finca Ca Na Palleva hasta 250 personas.

El altercado acabó finalmente con tres detenciones, la de dos familiares de propietarios de los terrenos y la de la secretaria del grupo de Esquerra Unida-Els Verds en el Parlamento balear, Marian Suárez.

Este es el segundo enfrentamiento directo que ha protagonizado el grupo y la Guardia Civil. El primero tuvo lugar el pasado 24 de enero, fecha en la que se intentó por primera vez la ocupación de los terrenos.

Entonces, la Guardia Civil sacó en volandas a los primeros manifestantes, entre los que se encontraban el eurodiputado de ERC Bernat Joan y la ex consellera insular de Medio Ambiente de Ibiza y Formentera, Fany Tur, entre otros ecologistas, propietarios y representantes políticos de la izquierda.

Desde esa fecha, las obras están paralizadas y cada vez que las máquinas intentan ocupar un nuevo terreno o continuar avanzando, son interceptadas por miembros de la plataforma que, desde hace unos días, vigilan igualmente la carretera de Ibiza a San Antonio, que también será ampliada y donde igualmente hay propietarios que no están satisfechos del proceso de expropiación.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...