Honda Legend

Después de seis años de ausencia, el Honda Legend vuelve al mercado con el ánimo de convertirse en “una alternativa a los modelos premium” más vendidos. Completamente nueva, la berlina japonesa aporta un interesante nivel de confort y lujo, aunque, seguramente, lo más interesante sea la sofisticada combinación de motor poderoso y tracción integral que propone este coche.
-
Honda Legend
Honda Legend

Con sus 4,95 metros de largo, sus 1,84 de ancho y sus 1,45 de alto, el Legend resulta más ancho y alto que antes, aunque es ligeramente (3,5 cm) más corto. A pesar de eso, muestra una imagen muy poderosa. Además, esta sensación se refuerza con un diseño que resalta la musculatura del coche, subrayada por grandes planos de chapa y, sobre todo, por la protuberante zaga, quizá la zona más llamativa del coche. Con su doble salida de escape y sus grandes grupos ópticos con luces de leds en forma de círculos, la trasera del coche tiene un aire muy deportivo y agresivo. En el frontal, si bien no hay tanta agresividad, sí que se mantiene esa línea atrevida y audaz que caracteriza a los Honda de última generación.

De puertas para adentro, esa imagen atlética deja paso a una apariencia mucho más clásica, en la línea de lo que suelen ser las grandes berlinas de representación.
Sobre un salpicadero de formas bastante innovadoras, muy poco intrusivo, se despliega un atractivo abanico de materiales nobles entre los que no faltan la madera y el cuero y que también incluye plásticos y gomas de alta calidad para los revestimientos.
La verdad es que la impresión que transmite el acabado es muy buena. Bien rematado, con mimo, el habitáculo está a un altísimo nivel.

Al volante, ese buen tono se mantiene. Los asientos llevan reglajes eléctricos, lo mismo que el volante, con lo que se alcanza fácilmente la postura más idónea. A partir de ahí, todos los mandos están cerca y su tacto es más que correcto. Sólo nos ha disgustado un poco el enorme botón-ratón que maneja el ordenador. Su manejo no está muy claro y requiere un cierto aprendizaje.

<

p> Tampoco nos ha parecido digno de encomio el espacio disponible. Sí en las plazas delanteras, que son perfectamente equiparables a las de cualquier gran berlina europea. Pero no en las traseras, donde dos personas viajan con comodidad, pero una tercera ya no cabe. En los asientos laterales traseros se va bien si no se es demasiado alto: las personas de mucha estatura se encontrarán con el techo demasiado cerca… Claro que no tanto como lo tendrá quien vaya en la tercera plaza. Montado sobre el túnel de transmisión, este asiento central está sobreelevado con respecto a los otros dos y, por tanto, cualquiera que mida más de 1,75 tendrá que ir encogido.

Una pena, porque, de no ser por este defecto, estaríamos ante un habitáculo de nota. En Honda aseguran que, ahora, el Legend dispone de tres centímetros más que antes para el espacio interior, fruto de haber llevado la batalla hasta los 2,8 metros, pero esa distancia suplementaria no se nota en las plazas traseras.

Sí se nota, en cambio, en el maletero, que ofrece unos interesantes 452 litros, una marca muy buena. La puerta del maletero ofrece un cómodo acceso y la única pega la pone el reparto interior del compartimento de carga, muy poco regular.

Lo que es irreprochable dentro del coche es el alto nivel de confort que se experimenta, sobre todo si se viaja delante. En este apartado, destaca el esfuerzo que ha hecho Honda para aislar el habitáculo del ruido exterior. Además de los muchos aislantes empleados, han desarrollado lo que denominan Sistema de Cancelación Activa del Ruido, pensado para minimizar el sonido del escape. El sistema emplea dos micrófonos que analizan los ruidos que llegan a los límites del habitáculo y los neutraliza gracias a un complejo sistema de tratamiento sonoro en el que toma parte el equipo de audio.

Además de lo ya descrito, el Legend cuenta con un impresionante equipamiento de serie en el que no falta realmente de nada. La dotación mecánica, por ejemplo, cuenta con el sistema de tracción integral SH-AWD, que se complementa con ABS, control de estabilidad, control de velocidad de crucero adaptativo, ocho airbags, iluminación activa en curva, sistema CMBS de preparación ante una colisión, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 235/50 R17… Un verdadero fortín rodante que dispone de elementos de altísima tecnología, como la tracción integral o el equipo CMBS.

Pero, claro, el listado del equipamiento de confort no se queda atrás. Destaca la presencia de un sofisticado conjunto de ordenador y navegador por satélite que, además, integra también el equipo de sonido Bose. Junto a estos sistemas, encontramos el climatizador dual, los asientos delanteros eléctricos con calefacción y ventilación, el techo solar, la cámara de visión trasera…

¿Se puede pedir mucho más? Sí, se podría pedir que a España viniesen también el sistema de aviso de pérdida del carril y el de visión nocturna, avanzados equipos que, por ahora, sólo se venderán en Japón.

Galería relacionada

Honda Legend. Contacto.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...