Publicidad

Hamburgo, la ciudad anticoches

Moverse en automóvil por las principales ciudades europeas es cada vez más complicado –zonas de pago, tráfico asfixiante, calles peatonales, limitación a residentes...- pero en Hamburgo lo quieren hacer imposible. El proyecto Green Network que quieren poner en funcionamiento en 20 años no tiene cabida para el coche, sólo para el transporte público, la bicicleta y, en todo caso, caminar a pie.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Hamburgo, la ciudad anticoches
Hamburgo, la ciudad anticoches

Hamburgo, con una población estimada de ocho millones de habitantes, quiere cortar de raíz con las congestiones de tráfico y con la contaminación derivada de los automóviles. Lo quiere conseguir gracias a su proyecto denominado Green Network, en el que no hay sitio para este medio de transporte sino que habrá que optar por coger el transporte público –el metro está previsto que llegue a toda la extensión prohibida para los automóviles-, moverse en bicicleta o ir a pie.

Los beneficios en cuanto a respeto del medio ambiente son claros, siendo sustituidas las zonas por las que actualmente circulan coches por puntos verdes –vegetación-. El problema será lo que tendrán que hacer los habitantes con sus coches, ya que aunque 20 años dan para mucho, se tendrá que gestionar bien unos años antes para evitar las quejas y las posibles represalias de los ciudadanos.

 

Nuestra opinión

Mala opción para el que le guste conducir y moverse en su coche habitualmente. Además, la industria del automóvil se vería resentida gravemente si esta práctica se extiende por toda Europa. Hay más opciones, como los coches eléctricos, que podrían acabar con el problema de la contaminación –al menos en cuanto a circulación se refiere- pero los atascos seguirán siendo el ‘pan de cada día’ en las grandes ciudades. En 20 años hablamos...