Hambre de puntos

El esperado debut de Fernando Alonso en Renault se producirá el día 9 de marzo, en Australia. El público espera una gran actuación del “niño prodigio” de la Fórmula Uno, que –con sólo 21 años- ya ha llegado a un equipo “grande”. Sin embargo, el asturiano prefiere marcarse retos más “modestos”: según ha confesado a Autopista Online, su objetivo este año será “intentar estar en la zona de puntos”.
-
Hambre de puntos
Hambre de puntos

Puede que ganar una carrera aún no esté en los objetivos de Renault, pero, de momento, los ingenieros de la marca han mejorado el monoplaza del año pasado (el R22). Han creado un vehículo que cuenta con un gran potencial, aunque todavía debe resolver algunos “problemillas”, según apunta Alonso.

<

p>Pregunta: ¿Cómo es el R23?
Respuesta: “Es un coche completamente nuevo, cambia todo. La aerodinámica es más efectiva, el motor (capaz de desarrollar la friolera de 800 CV de potencia) también ha mejorado y –según se espera- será más fiable que el que utilizábamos el año pasado. La caja de cambios es más ligera (está construida en una mezcla de titanio y carbono) y, junto a las demás modificaciones, ha permitido que el vehículo progrese en todos los aspectos. La verdad es que todos estamos muy ilusionados con el nuevo monoplaza”.

Aunque no rodó hasta el día 23 de enero, en el circuito de Paul Ricard, las leyes francesas no permitieron al R23 llevar la publicidad de la tabacalera que lo patrocina, por lo que se preparó una primera presentación oficial, tres días antes, en Suiza. Fernando Alonso y su compañero de equipo, Jarno Trulli, desvelaron a la prensa el monoplaza con el que competirán este año y se pudo observar el vehículo parado. Pero la verdad es que puede alcanzar velocidad, y mucha.

<

p> Renault conserva la configuración del motor de 10 cilindros en una V con un gran ángulo de apertura presente en su anterior monoplaza, el R22. Este sistema permite bajar el centro de gravedad del coche, otorgándole mayor estabilidad. En 2003, se ha modificado completamente el mecanismo de operación de las válvulas, se ha reducido el peso y el consumo del propulsor y se ha aumentado la potencia. Los ingenieros aseguran que “incrementar la fiabilidad” ha sido su “objetivo prioritario”.

Aunque recibirá varias modificaciones a lo largo de la temporada, éstas son algunas de las cifras de infarto relacionadas con el nuevo motor del R23:
- 3.000 cm3 y 10 cilindros en V.
- 4 válvulas por cilindro.
- Potencia máxima: 800 CV a 18.000 rpm.
- Consumo: 75 l/100 km.
- Peso: 90 kg.
- Rumorosidad: 160 dB cuando alcanza la máxima velocidad (más de los producidos por un Boeing 747 al despegar).
- Aspira 600 litros de aire por segundo en su régimen más alto.
- Genera temperaturas cercanas a los 300ºC.
- Está formado por 5.000 piezas, de las que 1.500 son móviles.
- Necesita dos semanas para ser montado.

Alonso ya ha probado el vehículo durante los entrenamientos y sus impresiones son positivas: “El coche parece ir bien, el chasis es muy bueno y, aunque hemos tenido algunos problemas de fiabilidad, son los normales en cualquier monoplaza nuevo. Hay que investigar bastante antes de que un coche sea perfecto y, si bien intentaremos mejorar, la verdad es que afrontaremos la primera carrera, en Australia, con bastante confianza en su comportamiento, ya que todo está saliendo bastante bien”, puntualiza.

La plataforma del R23, alabada por Alonso, está realizada en fibra de carbono (un material utilizado en el 85 por ciento del monoplaza) y aluminio y ha sido diseñada para conseguir una rigidez máxima con un peso mínimo -de hecho, el vehículo entero, incluyendo al piloto, la cámara y el lastre, marca 600 kg en la báscula-. El titanio está presente en las suspensiones y en la transmisión (con seis marchas y cambio adosado al volante), mientras que, para el asiento –que, realizado a partir de un molde sacado directamente del cuerpo del conductor, se renueva diez veces cada año- se ha reservado un compuesto de carbono.
La longitud del coche es de 4,6 m, su anchura llega a los 1,8 m y no sobrepasa los 95 cm de altura. En ese espacio se ha concentrado tal cantidad de tecnología que no deben extrañarnos las cifras astronómicas que se manejan en este deporte: Renault gastó el año pasado 292,1 millones de euros, más de 48.500 millones de pesetas, a lo largo de toda la temporada. No fue el constructor que invirtió más dinero, pues Ferrari y McLaren lo superaron.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...