Cárcel para los conductores distraídos británicos

A partir de hoy, ha entrado en vigor una ley más dura en materia de tráfico y seguridad vial en Inglaterra y País de Gales. Al igual que en España, cuya reforma del Código Penal entró en vigor el pasado 1 de mayo, los conductores británicos se exponen a sanciones mucho más severas, que pueden conllevar penas de prisión de dos a cinco años, según los casos.
-
Cárcel para los conductores distraídos británicos
Cárcel para los conductores distraídos británicos

Caza al conductor irresponsable e imprudente. Ésta parece la premisa que se está adoptando en Europa en materia de tráfico y seguridad vial. El último ejemplo conocido y destacado proviene de Inglaterra y País de Gales, cuya ley reguladora en esta materia se ha endurecido notablemente.

La reforma del ‘Road Safety Act’, nombre con el que se conoce a la ley reguladora en materia de tráfico y seguridad vial en Gran Bretaña, recoge como elemento más destacado el hecho de que un conductor que conduzca distraído y provoque la muerte en un siniestro puede exponerse a penas de cárcel que oscilan entre los dos y los cinco años, según los casos.

Según el Ejecutivo británico, unos 155 conductores al año acabarán en la cárcel por haber provocado accidentes mortales.

En la página web del Gobierno británico se exponen algunas de las conductas que pueden provocar la distracción al volante, tales como hablar por el teléfono móvil o escribir un SMS, beber o comer, maquillarse o cualquier actividad que pueda causar la falta de atención por parte del conductor cuando éste está al volante.

Los cambios en la nueva ‘Road Safety Act’ no sólo se centran en los conductores distraídos. También se persigue a aquellos conductores que utilicen un vehículo a motor sin permiso de conducción, sin que nunca antes hayan obtenido un carné o circulen sin un seguro de accidentes y se hayan visto implicados en un siniestro con víctimas mortales. La reforma de esta ley recoge penas de hasta dos años de prisión para los casos señalados. La anterior legislación sólo imponía una sanción económica de 5.000 libras esterlinas (unos 6.330 euros).

El exceso de velocidad, conducir bebido, la conducción temeraria, circular sin carné y crear peligro para el tráfico habiendo previamente colocado un obstáculo en la calzada o habiendo arrojado un objeto en ella son las acciones que pueden ser castigadas con cárcel después de la reforma del Código Penal en materia de tráfico y seguridad vial en España. Estas penas de prisión pueden variar de entre 3 meses y 24 meses (dos años), según los casos. De todas estas imprudentes acciones, la más castigada es la conducción temeraria.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...