Peatones y motoristas, asignatura pendiente

El Gobierno consiguió logros 'notables' con su política de seguridad vial entre 2003 y 2008, entre las que destaca una reducción de fallecidos por accidente del 42,5 por ciento, lo que equivale a 2.297 vidas salvadas, pero suspendió en la reducción de accidentes de motoristas y peatones, según las conclusiones recogidas en la Evaluación del Plan Estratégico de Seguridad Vial 2005-2008 elaborado por el propio Ejecutivo.
-
Peatones y motoristas, asignatura pendiente
Peatones y motoristas, asignatura pendiente

El documento, recientemente entregado por el director de Tráfico, Pere Navarro, a la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, señala que aunque el Gobierno consiguió superar más de un 77 por ciento de los objetivos fijados en el plan, quedó lejos de alcanzar sus metas en otros aspectos, como el número de moteros y el de peatones mayores de 49 años fallecidos.

Así, el Gobierno se había puesto como objetivo pasar de los 113 conductores de motocicleta mayores de 34 años fallecidos en accidente de tráfico en 2003 a 75 en 2008, sin embargo la cifra de víctimas mortales en ese colectivo aumentó un 93,8 por ciento en ese periodo hasta los 219 fallecidos.

Mientras, los heridos graves en ese colectivo aumentaron un 93 por ciento. De hecho, el número de motocicletas implicadas en accidentes con víctimas entre 2003 y 2008 aumentó un 79,6 por ciento con 18.339 casos en 2008, frente al objetivo de 9.500 casos que se había fijado el Ejecutivo conseguir en 2003. En 2008, Tráfico puso en marcha un Plan Estratégico de Motocicletas para atajar estas cifras.

Tampoco en los accidentes relacionados con peatones mayores de 49 años el Gobierno consiguió su objetivo. Así, en 2008 hubo 165 peatones muertos de esa edad, frente al objetivo de 100; y 840 heridos graves frente a la meta de 700. Mientras, el uso del cinturón delantero también se quedó por detrás de lo esperado, registrando un 81 por ciento de uso en 2008, frente al 90 por ciento que se esperaba conseguir para ese año.

Asimismo, el balance considera que, de las 19 líneas estratégicas que se marcaba el Plan de Seguridad Vial 2005-2008, podría mejorarse en las acciones preventivas desde el ámbito sanitario, el impulso de reformas legales para hacer más efectivo el procedimiento sancionador, la mejora de la explotación de la infraestructura, estudios y auditorías para mejorar la seguridad vial, formación del sector profesional y en el ámbito laboral, mejorar la atención de las víctimas de tráfico e incrementar la coordinación de administraciones.

No obstante, en otros aspectos, el Gobierno consiguió sobradamente superar los objetivos que se había marcado en 2003. Así, la evolución más positiva se registró en fallecidos en autopistas con una reducción en ese periodo del 70 por ciento, con 109 víctimas mortales en 2008 frente al objetivo de 250 muertos en autopistas para ese año; en menores de 18 años fallecidos como pasajeros de turismos, con una disminución del 57 por ciento; y en el capítulo de víctimas de entre 18 y 29 años en fin de semana, con un 54 por ciento menos.

En general, tanto en número de fallecidos por millón de la población como en número de heridos graves en accidentes de tráfico se consiguió superar el objetivo puesto para 2008, alcanzando los 68 fallecidos por millón de habitantes (8 menos que el objetivo) y 16.488 heridos graves en accidentes de tráfico (4.512 heridos graves menos que el objetivo).

En ciclomotores, el número de jóvenes de 15 a 20 años fallecidos en ese periodo cayó un 50 por ciento, con 22 muertos menos en 2008 del objetivo marcado para ese año. También se experimentó un 'significativo incremento' del uso de casco en ciclomotor en zona urbana con una tasa de uso del 98 por ciento, frente al objetivo de un 95 por ciento.

Otros logros alcanzados esos años fueron incrementar el uso del cinturón de seguridad delantero en vía urbana del 61 por ciento en 2003 al 81 por ciento en 2008; la velocidad media se redujo en 2 km/h y hubo una tendencia a la baja en el consumo de alcohol, de modo que el porcentaje de conductores fallecidos que superaron la tasa de 0,3 g/l pasó del 35 al 29 por ciento.

Incremento de radares y nueva estrategia
Entre 2005 y 2008, se incrementaron los efectivos policiales de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en un 12,3 por ciento. Además, los radares móviles aumentaron un 63,5 por ciento, pasando de 181 en 2005 a 296 en 2008, y los radares fijos en un 101,5 por ciento, de 129 a 260.

El Gobierno aprobó en febrero el nuevo Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020, que fija como objetivo alcanzar la tasa de 37 fallecidos por millón de habitantes por accidentes de tráfico en 2020, un 37,2 por ciento menos de los 59 muertos por millón de habitantes actuales.

Además, el plan estratégico incluye como objetivos reducir a cero el número de niños fallecidos sin sistema de retención infantil, disminuir un 30 por ciento los fallecidos por atropello por salida de la vía en carretera convencional o en accidente 'in itinere' y reducir un 25 por ciento los conductores de 18 a 24 años fallecidos y heridos graves en fin de semana.

Otros objetivos incluidos en el plan son la disminución en un 20 por ciento de los fallecidos y heridos graves usuarios de motocicletas y en un 10 por ciento los fallecidos mayores de 64 años, bajar del 1 por ciento los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios, reducir un 50 por ciento los vehículos ligeros que superan el límite de velocidad en más de 20 km/h y lograr un millón de ciclistas más en desplazamientos habituales sin que se incremente su tasa de mortalidad.

Para cumplir con todos estos objetivos, que serán revisados y actualizados en el año 2015, el Ejecutivo aprobó una serie de medidas especiales en materia de seguridad vial que se consideran prioritarias para el año 2011, entre las que se encuentra estudiar la regulación de la conducción de menores de 18 años acompañados de un adulto con carné como forma alternativa de realizar las prácticas necesarias para acceder al examen práctico para la obtención del permiso de conducir.

Además, a lo largo de 2011 se instalarán 100 nuevos radares, se promoverá el uso del limitador de velocidad en el coche, se ampliará los datos del Registro de Vehículos, se elaborará una instrucción sobre la señalización horizontal de la distancia de seguridad, se reformará el Reglamento General de Circulación para ordenar los desplazamientos en bicicleta en la ciudad y se incorporará la prevención de los accidentes de tráfico en los programas de formación sobre prevención de riesgos laborales para trabajadores y empresarios.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...