GM vuelve a registrar pérdidas pese al aumento de los ingresos

General Motors ha vuelto a cosechar pérdidas en el segundo trimestre del año. Han sido 3.200 millones de dólares, que significan 2.100 millones más que en el mismo periodo del año anterior.
-
GM vuelve a registrar pérdidas pese al aumento de los ingresos

Malas noticias para General Motors. El consorcio estadounidense, primer fabricante mundial de automóviles, ha hecho pública su cuenta de resultados del segundo trimestre del año, que recoge unas pérdidas de 3.200 millones de dólares, pese a que sus beneficios operativos se incrementaron en ese tiempo y sus ingresos han significado un récord histórico de la compañía con 54.395 millones de dólares.

Los gastos extraordinarios, derivados de un plan de bajas incentivadas negociado con los sindicatos, han provocado esos negativos resultados entre los meses de abril y junio.

El citado plan incluye la reducción de al menos 30.000 puestos de trabajo de su plantilla en Norteamérica, el cierre de varias plantas y el recorte de prestaciones sanitarias a sus empleados.

Sin tener en cuenta estas partidas especiales, sus operaciones automovilísticas habrían dado unos beneficios de 362 millones de dólares, por primera vez desde 2004, según explica la compañía. No obstante, en Norteamérica, sin computar el dinero destinado al plan de bajas, el balance ha sido negativo en 85 millones de dólares. En Europa, las ganancias fueron de 124 millones de dólares; en Asia-Pacífico de 167 y en el resto de mercados ascendieron a 156, siempre sin contar las partidas extraordinarias.

Respecto a la cuota de mercado ha caído desde un 15,1 por ciento del segundo trimestre de 2005 a un 13,8 por ciento del actual. Aun así, los primeros tres meses de 2006 los acabó con una cuota del 13,1 por ciento.

Los datos han sido bien recibidos por la compañía, pese a los 3.200 millones de pérdidas. Según sus dirigentes, hay razones para el optimismo. Incluso Rick Wagoner considera que los resultados en Norteamérica serán mejorados en la segunda parte del año, dado que confía en que el plan de reestructuración en que está inmersa la compañía comience a dar sus frutos. “Nuestro plan de de reestructuración no sólo ha ganado tracción sino que acelera”.

No obstante, lo que verdaderamente aceleraría la salida de GM de su situación de crisis, entienden los expertos del sector, sería la más que posible alianza con el grupo Renault-Nissan.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...