GM continúa con su reestructuración en Europa

General Motors cree que su planta portuguesa no es nada rentable. Se ha propuesto negociar con sus sindicatos hasta mediados de junio; de no alcanzarse un acuerdo, cerrarán unas instalaciones que les hacen perder 500 euros por coche montado.
-
GM continúa con su reestructuración en Europa
GM continúa con su reestructuración en Europa

General Motors (GM) sigue reestructurando su negocio en Europa. Primero las aguas estaban más que revueltas en la factoría zaragozana de Figueruelas y por fin se han calmado tras del anuncio de adjudicación de la producción de la segunda generación del Meriva. Ahora es la planta de Azambuja (Portugal) la que está en el punto de mira.

GM ha asegurado que cerrará estas instalaciones a finales de año, si no llega a un buen acuerdo con los sindicatos. El fabricante automovilístico argumenta que pierde unos 500 euros por cada Opel Combo (en la imagen) que monta en Portugal. Ahora los empleados lusos trabajan en una propuesta viable para presentar a la Dirección este mes de junio. Si no hay acuerdo, el cierre de la planta se producirá en diciembre.

<

p> Esta clausura podría “venirle bien” a la planta de Figueruelas, porque, con toda probabilidad, absorbería el montaje del Combo. La planta zaragozana monta el Corsa y el Combo es un derivado de éste; además, es Figueruelas la instalación que estampa las piezas que luego se utilizan en Azambuja para el ensamblaje del modelo. GM ya ha pedido a la planta aragonesa que le remita documentación sobre un posible montaje en sus instalaciones del Combo. Esto podría ser un punto positivo, al menos para nuestras instalaciones, aunque los sindicatos no quieren echar las campanas al vuelo: los trabajadores aseguran que estos mismos informes se los han pedido al resto de plantas europeas.

Hay un problema añadido y es que el Combo está al final de su ciclo de vida comercial. El nuevo Corsa estará listo a comienzos de verano y la nueva generación del comercial debería entrar en producción en 2007. Así, aprovechando el cambio necesario que hay que realizar en las instalaciones, GM puede aprovechar y cerrar la planta portuguesa y trasladar la producción de la nueva generación Combo directamente a Zaragoza.

A partir del 1 de julio, el nuevo presidente de GM en Norteamérica es Troy Clark. El nombramiento lo ha hecho Rick Wagoner, que, además de ocupar hasta ahora este cargo, es el presidente de la empresa automovilística. Clark era el máximo responsable de General Motors en la zona Asia-Pacífico. El puesto de Clark será asumido por Nick Reilly, presidente de la antigua marca Daewoo. No es el único cambio: el vicepresidente del Consejo de Administración de GM, John Devine, se jubilará; su puesto será ocupado por Fritz Henderson.

¿Qué te parece la situación en Figueruelas? Ahora el futuro está más claro, pero, ¿cuánto durarán las buenas noticias? Puedes opinar en nuestro foro sobre la crisis de la industria del automóvil.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...