GM se aprieta, aún más, el cinturón

La economía de General Motors no está viviendo momentos dulces y, por ello, la principal multinacional automovilística mundial ha decidido tomar una serie de medidas para contener el gasto. Principalmente, dos soluciones: reducir el dividendo a repartir entre los accionistas y bajar el salario de sus empleados y de sus principales ejecutivos.
Autopista -
GM se aprieta, aún más, el cinturón
GM se aprieta, aún más, el cinturón

En 1992, la situación de General Motors era muy delicada: el consorcio estuvo a punto de declararse en bancarrota y los ejecutivos de la compañía decidieron reducir el dividendo que percibirían los accionistas.

Catorce años después, la historia se repite y los poseedores de un título accionarial de la compañía recibirán sólo un dólar por acción, la mitad de lo previsto por General Motors. Con esta medida, la automovilística estadounidense pretende ahorrar 565 millones de dólares.

Junto a esta medida, los altos ejecutivos de General Motors han decidido dar ejemplo y han anunciado que sus sueldos se rebajarán. El que más, porcentualmente hablando, será el del presidente de la compañía, Rick Wagoner, que verá cómo sus emolumentos se reducen en un 50 por ciento. Otros tres vicepresidentes de la firma – John Devine, Robert Lutz y Fritz Henderson- dejarán de percibir también un 30 por ciento de su salario. El resto de trabajadores también se verá desfavorecido, pues su sueldo disminuirá en un 10 por ciento.

Al mismo tiempo, el grupo ha decidido congelar el gasto de las prestaciones sanitarias para sus jubilados, que se mantendrá en 4.800 millones de dólares anuales desde enero de 2007, lo que generará un ahorro de 900 millones de dólares. El sistema de pensiones se someterá a una profunda reestructuración para reducir sus riesgos.

La marca estadounidense perdió 8.600 millones de dólares en 2005 a causa de los mayores costes, a la pérdida de competitividad en el mercado estadounidense y a la bajada de las ventas de sus vehículos todo terreno.

Mientras tanto, Toyota muestra una cara muy diferente. Las cosas marchan bien, muy bien, en la compañía nipona, que acaba de anunciar beneficios récord entre octubre y diciembre. En este período, Toyota obtuvo unos réditos de 3.313 millones de dólares, gracias al incremento de sus ventas y al abaratamiento del yen frente al dólar.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...