Publicidad

GM pide supercréditos para los ecológicos

Carl Peter Foster, presidente de General Motors Europa, demandó ayer en el Salón del Automóvil de París una política razonable sobre las emisiones de CO2, al tiempo que pidió la ayuda de los políticos para estimular la demanda y la confianza de los consumidores europeos.
-
GM pide supercréditos para los ecológicos
GM pide supercréditos para los ecológicos

Foster hizo una intervención de presentación de las novedades de Chevrolet, Opel y Saab, cargada de referencias a la necesidad de la ayuda pública para favorecer la implantación de los biocarburantes y las infraestructuras necesarias para facilitar el acceso al coche eléctrico, y habló de súper créditos para favorecer la incorporación de coches ecológicos al mercado.

Se refirió en concreto a los que emitan menos de 50 gramos de CO2, entre los que se encuentra el Chevrolet Volt expuesto en París, cuya comercialización está prevista en poco más de un año y que es uno de los últimos pasos en la reinvención del automóvil que culminará con el coche eléctrico movido por pila de combustible alimentada por hidrógeno.

El presidente de General Motors, que hizo mención expresa a la situación en el mercado español, con la mayor caída de todos los mercados europeos, y, según sus palabras, especialmente afectada, declaró que se deberán hacer grandes esfuerzos para superar la crisis y para ello se necesita de los políticos y de medidas, porque el "vamos a sentarnos y esperara, no funciona".

“Con los políticos se ha de trabajar de forma constructiva en lograr políticas razonables de CO2, porque los coches ecológicos no sólo hay que desearlos. Tienen que ser asequibles”, comentó Foster.

En este punto, en alusión a la exigencia de cumplir con el límite medio de 130 gramos de CO2 por kilómetro en 2012, dijo que la industria necesita un tiempo razonable para hacer llegar los automóviles ecológicos al mercado.

Los gobiernos han de hacer su parte, insistió, para señalar que se tiene que apoyar la disponibilidad en el mercado de biocombustibles, con mención expresa del etanol E85, cuya reducción de emisiones llega hasta el 70 por ciento respecto a la gasolina.

Carl Peter Foster, que centró parte de su intervención en la presentación del Opel/Vauxhall Insignia de carrocería familiar, explicó que sobre este modelo se está trabajando para ofrecer una versión Ecoflex con una reducción a 140 gramos de CO2 con un potente motor de 160 caballos de potencia.

El Insignia Sport Tourer, con una capacidad de maletero de 540 litros, tendrá una versión de tracción integral. Su precio en Francia, el único conocido, estará a partir de 22.700 euros.