Publicidad

La plantilla de GM da el sí al acuerdo

La plantilla de General Motors España ha aprobado en referéndum, con el 65,24 por ciento de los votos, el acuerdo sobre la reestructuración, los planes de ahorro e industrial y el convenio colectivo alcanzado entre la dirección y la mayoría del comité de empresa.
-
La plantilla de GM da el sí al acuerdo
La plantilla de GM da el sí al acuerdo

Según han informado fuentes sindicales, en la consulta han participado 5.816 trabajadores de los 7.468 empleados que forman la plantilla, y han aceptado el acuerdo 3.788 (el 65,24 por ciento), mientras que 1.964 (el 33,83 por ciento) lo ha rechazado y se han contabilizado 54 votos en blanco y diez nulos.

El acuerdo, al que han llegado los sindicatos UGT, CCOO, USO y Acumagme con la empresa la madrugada el pasado viernes con la mediación del Gobierno de Aragón y el Ministerio de Industria, recoge la formula a aplicar en los expedientes de regulación de empleo, que afectarán a unos 1.500 trabajadores, y una congelación salarial para 2009 y 2010 y una subida del 2 por ciento para los dos años siguiente. Los resultados de la consulta los han presentado ante las puertas de la factoría automovilística el presidente y la secretaria del comité de empresa, José Juan Arceiz y Ana Sánchez, respectivamente. El referéndum, que comenzó a las 03.00 horas, ha terminado a las 17.00 horas en un ambiente tranquilo, dentro de la tónica habitual que caracteriza a los trabajadores de la planta de Figueruelas, según ha destacado Arceiz.
br> La participación ha sido similar a la de otras convocatorias y, a juicio del presidente del comité, el número ‘síes’ obtenidos, en un asunto ‘tan duro y tan largo’, ha sido ‘un éxito de los sindicatos y de los trabajadores’. No obstante, ha advertido que puede ser una cifra ‘engañosa’ ya que hay casi seiscientos trabajadores en la empresa afectados por contratos de trabajo.

El referéndum cierra un largo proceso de negociaciones entre la dirección de GM España y el comité de empresa sobre el plan industrial, la reestructuración, las aportaciones de los empleados al plan de ahorro global en las plantas europeas de GM y el convenio colectivo que culminará con la firma definitiva de los acuerdos. A partir de mañana, ha dicho Arceiz, se empezará a preparar la redacción de los textos para adecuarlos al contenido del acuerdo y el primero será el referente al plan de reestructuración. Según Ana Sánchez, el plazo legal para firmar el plan acaba el próximo día 21 de marzo, si bien, ha informado de que se puede pedir una ampliación en el caso de que no se haya concluido la redacción del texto.

La secretaria del comité de empresa ha reconocido que, en el caso del convenio, la elaboración del texto va a ser más costosa y no tienen previsto marcarse ningún plazo para firmarlo más rápido. El apoyo de los trabajadores al reajuste de la planta y al nuevo convenio, que han rechazado CGT y OSTA, los otros dos sindicatos representados en el comité, garantiza el futuro de la factoría, que actualmente está inmersa en el lanzamiento del nuevo monovolumen Meriva, que saldrá al mercado en el mes de abril.

Para llegar hasta aquí se ha recorrido un largo camino de incertidumbre desde que la matriz de GM, en Detroit (EEUU), anunciará que estaba al borde la banca rota, lo que se impidió con las ayudas del Gobierno estadounidense. Para las federaciones del metal de UGT y CCOO, el acuerdo despeja ‘claramente el futuro’ de la factoría de Figueruelas, dada la situación de crisis en la que se encuentra el sector y el grupo automovilístico, y se da un paso ‘imprescindible para acabar con la deriva de incertidumbre que arrastraba la empresa en el último año’.

Por su parte, la dirección de GM España también ha mostrado su satisfacción por el resultado que permitirá poder concentrarse ‘en lo más importante de nuestro negocio: seguir fabricando los excelentes productos actuales y el Nuevo Meriva, que empezamos a fabricar próximamente en serie’, señala en un comunicado.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, ha esperado que el acuerdo entre la dirección y los trabajadores de la planta de General Motors (GM) España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, ‘esté sustanciado’ antes del verano y ha recordado que la ayuda del Ejecutivo autónomo y central a Opel ‘será conjunta’.