Los fabricantes chinos no quieren a GM

Dos de los principales fabricantes chinos de vehículos, la Corporación Industrial del Automóvil de Shanghai (SAIC, mayor del país) y Dongfeng Motor (tercero mayor) han negado públicamente que vayan a comprar General Motors (GM) o activos del gigante estadounidense, como había especulado la prensa china.
-
Los fabricantes chinos no quieren a GM
Los fabricantes chinos no quieren a GM

"No hemos llegado a discutir sobre este tema. Sólo hemos recibido consultas (sobre esta posibilidad) por parte de unos bancos de inversión (no especificados)", confirmó Hu Xindong, director del departamento de Inversión de Donfeng, que también es la firma socia local en China de PSA Peugeot Citroën.

Con todo, Hu precisó que Dongfeng ni siquiera ha respondido a estas ofertas, ya que por ahora "no hay necesidad", dado que la compañía produce por sí misma los componentes de fabricación que precisa, cuenta con departamentos propios de investigación y desarrollo y con su propia red de ventas.

Según Hu, Dongfeng "está creciendo de forma equilibrada y con una cobertura suficiente" del mercado chino, por lo que "no tiene ninguna urgencia" por plantearse hacer adquisiciones.

La prensa china aseguraba que Dongfeng había sido contactada por grupos financieros cercanos a GM para estudiar una posible compra de la compañía o de parte de ella, pero que la mesa de directivos de Dongfeng todavía no había discutido esa opción de manera oficial.

Por su parte, SAIC sólo aceptó responder a EFE al respecto que "por el momento la compañía no hará ningún tipo de reacción ni comentario sobre el asunto", aunque según el diario "Shanghai Daily" ya negó la semana pasada a la prensa local que tuviera planes de adquirir GM.

Con todo, al ser inquirido sobre esa noticia, el departamento de Relaciones Publicas de SAIC dijo desconocer en qué fuente se basaba el diario chino, e insistió en que se trata de un "asunto sensible" y en que su negativa a hacer comentarios es por ahora la respuesta oficial.

SAIC está asociada en China precisamente con GM, con la que comparte la empresa mixta Shanghai GM, y con Volkswagen, con la que forma la mixta Shanghai VW.

Entretanto, General Motors China, consultada también por EFE sobre la posibilidad de que venda parte de sus activos o de sus empresas mixtas en China, respondió desde su oficina central en Shanghai que "no confirmamos ni hacemos comentarios sobre especulaciones de los medios".

Sin embargo, aunque tampoco aclaró directamente si GM espera que el mercado chino le ayude a compensar de alguna manera su situación mundial, el portavoz de la firma para China, Henry Wong, recordó que el país "es un importante mercado de crecimiento para GM", con resultados "exitosos y rentables" y que se espera seguir así.

GM China vendió 1.031.974 vehículos en el gigante asiático en 2007 y, entre enero y octubre de este año, vendió otras 913.381 unidades, adelantó Wong, lo que supone un 9,1 por ciento más que durante el mismo período del año anterior.

A pesar de que los fabricantes chinos están deseando expandirse en el extranjero, distintos analistas del propio mercado asiático coinciden en que todavía no pueden asumir financieramente la compra de un gigante mundial como GM.

"No hay ningún fabricante chino lo suficientemente fuerte como para comprar GM", señala uno de ellos, Wang Liusheng, analista de la corredora China Merchants. "Además de por los problemas de liquidez, es imposible para ellos gestionar sus inmensos costes de compensación de trabajadores y otros gastos consecuentes".

El Comité de Empresa de la planta de Figueruelas de General Motors (GM España) está dispuesto a firmar un acuerdo sobre el segundo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la empresa si ésta accede a incrementar el complemento al desempleo hasta equipararlo a las condiciones del primer expediente presentado y que afecta a 600 empleos desde el 1 de noviembre de 2008 hasta el 31 de octubre de 2009.

En ese primer expediente se acordó un complemento que, sumado al desempleo, alcanzaba casi el 90 por ciento de la base salarial. En este segundo la empresa propone el 10 por ciento de la base salarial.

De la misma manera, para los trabajadores de 55 años, que en lugar de entrar en el ERE se les aplicará una reducción de jornada y sueldo con el fin de que no vean cortado su periodo de cotización, la empresa propone una compensación equivalente al 15 por ciento del salario base, cantidad que tampoco aceptará el Comité.

Este segundo expediente afectará a los más de 7.500 trabajadores de la empresa, incluida la alta dirección. Se trata de un expediente de 17 días que la empresa podrá distribuir a lo largo de 2009. La finalidad de este ERE es reducir un 20 por ciento de la producción prevista, dentro de un plan de reducción que afecta a toda Europa.

Por otro lado, la Dirección de GM España también informó a los representantes de los trabajadores de la introducción de modificaciones en los paros técnicos previstos para enero de 2009. De esta manera, se desconvoca el paro técnico del día 26 pero se añaden los días 8 y 9 y se mantiene el paro previsto para el día 7.

El día 15 de diciembre, en el que estaba previsto trabajar únicamente en turno de mañana en las dos líneas de producción, se trabajará también en turno de tarde en la línea 2 que fabrica el modelo Opel Corsa.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...