GM podría haber cometido un delito penal

General Motors podría haber cometido un delito penal al ocultar el defecto en el sistema de ignición de algunos de sus vehículos que provocó más de 100 muertes, según consideran las autoridades federales.
Autopista.es. Twitter @Autopista_es -
GM podría haber cometido un delito penal
GM podría haber cometido un delito penal

Según el diario ‘The New York Times’, General Motors (GM) y las autoridades federales encargadas de investigar el caso están negociando un acuerdo para que el fabricante pague una multa histórica por ocultar este problema, que afectaba a más de 2,6 millones de vehículos, durante casi 10 años.

Esta multa podría ser muy superior a los 1.200 millones de dólares que Toyota pagó por un caso similar que causó decenas de accidentes.

Hace poco más de un año, en febrero de 2014, General Motors empezó a llamar a revisión a antiguos modelos de la marca para solucionar un problema que provocaba el apagado involuntario del vehículo a causa del peso llavero que va unido a la llave del contacto o de baches en la carretera.

Tres meses después GM aceptó la multa que le impuso la Administración para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) por la cifra récord de 35 millones de dólares, y reconoció que era consciente de la existencia del defecto desde hacía años y sin embargo no hizo nada al respecto.

El gigante estadounidense ha tenido que gastar miles de millones de dólares en reparar este defecto en los millones de vehículos afectados. Además, tendrá que afrontar demandas individuales que podrían suponer más miles de millones de dólares.

Varias investigaciones paralelas, llevadas a cabo por los Departamentos de Transporte y Justicia, NHTSA y el Congreso, buscan ahora determinar si GM cometió delito de fraude al no dar a conocer el defecto durante el proceso de quiebra de 2009 y si engañó al Departamento de Transporte a cerca de la gravedad del problema.

En junio de 2014 la compañía dio a conocer los resultados de su investigación interna, de los que se desprendía que el grupo actuó de forma ‘inaceptable’ y con ‘incompetencia y negligencia’, dado que se ocultó durante años el defecto.

Tras esto fueron despedidos 15 empleados y GM reconoció que el defecto podría haber provocado al menos 13 muertes en Norteamérica y 47 accidentes, aunque las autoridades federales declararon que esa cifra sería mucho más alta.

Por otra parte, la compañía creó un fondo de compensación independiente, gestionado por un abogado especializado en indemnizaciones masivas, que ya ha reconocido al menos 104 muertes provocadas por este defecto.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...