General Motors dejará de fabricar coches en Australia en 2017

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors tiene previsto finalizar la fabricación de vehículos y de motores en Australia en 2017, al tiempo que reducirá de forma significativa sus operaciones de ingeniería en el país, lo que supondrá la pérdida de 2.900 empleos, según informó la empresa en un comunicado.
Agencias

Twitter: @Autopista_es -

General Motors dejará de fabricar coches en Australia en 2017
General Motors dejará de fabricar coches en Australia en 2017

La multinacional con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, explicó que estas acciones se enmarcan dentro de su estrategia de optimización de sus operaciones globales y afirmó que su intención es llevar a cabo una transición hacia una compañía nacional de ventas en Australia y en Nueva Zelanda.

 

El aún presidente y consejero delegado de General Motors, Dan Akerson, resaltó que su empresa está completamente dedicada a reforzar sus operaciones globales, al tiempo que satisfacen las necesidades de sus clientes.

 

‘La decisión de finalizar la producción en Australia refleja la tormenta perfecta de influencias negativas a la que se está enfrentando la industria del automóvil en el país, incluyendo la sostenida fortaleza del dólar, los altos costes de producción, el reducido mercado doméstico y por el más competitivo y fragmentado mercado automovilístico en el mundo’, añadió.

 

2.900 empleados afectados en el cese de producción de Australia

La corporación estadounidense indicó que el fin de la actividad productiva en Australia afectará a 2.900 personas en los próximos cuatro años. De este total, 1.600 personas corresponden al centro de Elizabeth y los 1.300 empleados restantes a Holden Victoria.

 

General Motors explicó que la marca Holden continuará participando en el mercado australiano más allá de 2017, a través de una compañía nacional de ventas, así como con un centro de distribución de piezas y con un estudio de diseño global.

 

El servicio y las ventas de automóviles de dicha firma no se verán afectados por esta iniciativa en el país, donde continuará operando mediante una amplia red de distribución. General Motors apuntó que los términos de garantía y de suministro de componentes se mantienen sin cambios.

 

La finalización de la actividad de fabricación en Australia tendrá un impacto negativo antes de impuestos de hasta 600 millones de dólares (438 millones de euros al cambio actual). La empresa contempla cargos laborales adicionales después de 2017.

Te recomendamos

Participa en el sorteo y gana este pack de tres magníficas prendas de Deus ex Machina...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...