Galileo: el Gran Hermano europeo

Bautizado como Galileo, el astrónomo que sufrió los rigores de la Inquisición por demostrar que la Tierra se movía, el nuevo sistema de localización por satélite europeo revolucionará el mundo de la automoción.
-
Galileo: el Gran Hermano europeo

El GPS lleva veinticinco años en funcionamiento y a los países europeos su uso no les cuesta nada (claro que, a cambio, están en todo momento bajo la estricta mirada de los militares estadounidenses). Nació en plena Guerra Fría y ha sido utilizado como un arma más en conflictos como el de Afganistán contra la entonces Unión Soviética o como el de Kosovo. A su vez, los rusos sacaron el Glonass, pero ahora está prácticamente en desuso, por lo que el GPS monopoliza todo el mercado.

Por miedo a que se hiciera mella en su supremacía militar, los estadounidenses se opusieron desde el principio a Galileo y lograron convencer a más de un socio comunitario. Según argumentaban, el sistema europeo sería el "doble de caro" que el suyo y países como Reino Unido o Alemania se preguntaban por qué tenían que pagar por algo que podrían obtener gratis.

Después, EE.UU. no quiso mantenerse aislado, sobre todo al comprender -como aseguraba la UE- que Galileo será totalmente compatible con el GPS. Esto no significa que los estadounidenses se conformen: el gigante aeronáutico Boeing ya está desarrollando el GPS III, una versión mejorada y aumentada del actual que estará lista para 2007 y con la que pretende poner las cosas difíciles a su rival europeo.

En el nuevo GPS, los americanos disminuirán el margen de error y lanzarán más satélites que emitirán otras señales civiles. Además, suspenderán lo que denominan "disponibilidad selectiva", mediante la cual la señal de los servicios civiles era degradada por motivos de seguridad.

Galileo estuvo, por tanto, varias veces a punto de quedar lastrado a tierra: pasó de despacho en despacho durante cuatro años detenido, ya que la Unión Europea quería que contara con el apoyo de todos los países miembros y éste por fin llegó en la pasada Cumbre de la Unión Europea de Barcelona, celebrada en marzo.

Ahora, la situación es la contraria a la vivida hace años. Los socios comunitarios están ávidos por conseguir la mayor parte de la tarta. Italia y Alemania quieren encabezar el ránking de países inversores (lo que aseguraría que su industria aeronáutica sea la que tome las decisiones sobre qué componentes fabricar), pero este desbordado amor ha estado a punto de asfixiar a Galileo y el propio presidente del Ejecutivo comunitario, Romano Prodi, ha escrito personalmente a los presidentes de Alemania e Italia, Schröder y Berlusconi respectivamente, para que no pongan en peligro el proyecto.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...