La Fórmula 1 refuerza su seguridad

Las últimas modificaciones en la reglamentación de la Fórmula 1 tienden a aumentar la seguridad en las carreras y a reducir las diferencias entre escuderías, pero también a crear nuevos temas de controversia.
-
La Fórmula 1 refuerza su seguridad

Fórmula 1, sinónimo de velocidad, emoción, espectáculo. Pero también fracciones de segundo de silencio sobrecogedor, de alientos contenidos, de confusión, susto, miedo. Mucho está en juego: dinero, fama, títulos. Los pilotos conducen al límite máquinas que podrían hacer despegar un avión. El riesgo es máximo. Vehículos de 700, 800, 900 CV circulando en ajustados trazados que se estrechan más y más a medida que aumenta la velocidad. 100, 200, 300 km/h., y al fondo una "chicane". El piloto debe frenar, súbitamente, violentamente, instintivamente. ¿Y luego? Acelerar, clavar el pie en el pedal, a fondo. Y vuelta a empezar, una y otra vez, durante 50, 60 ó 70 vueltas. Siempre al límite, jugándose el tipo.

Bajo estas circunstancias, con esta presión, los accidentes están a la orden del día. En el campeonato de 1998, hubo 16 grandes premios y 60 incidentes. En 1999, se repitió la historia. En 2000, la relación fue de 17 carreras por 62 problemas y un muerto. Nadie está a salvo de esta lotería, incluso los más grandes pueden caer. En 1994, fallecía uno de los más grandes pilotos de la historia de la Fórmula 1, el brasileño Ayrton Senna, tres veces campeón del mundo y, posiblemente, el más rápido de todos los tiempos.

Desde 1963, año en que el tema de la seguridad recibió un aldabonazo definitivo con el establecimiento de una reglamentación que incluía los primeros requisitos obligatorios en materia de seguridad, han fallecido 17 conductores y 9 personas ajenas a las escuderías, en concreto, 3 comisarios y 6 espectadores.

La historia y los datos nos dicen que la atención dedicada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) a la seguridad ha ido en aumento, en la misma medida que lo ha hecho la tecnología (a veces amiga, a veces enemiga) y la aceptación por parte del público, hasta ocupar un aspecto fundamental, e incluso prioritario, en su labor sancionadora.

El pasado día 3 el Consejo Mundial del Deporte del Motor, organismo dependiente de la FIA, continuó con su tarea reguladora y previsora, promulgando una serie de medidas técnicas, deportivas y de seguridad, que afectarán a la Fórmula 1 y a su hermana menor, la Fórmula 3000, a partir del 1 de enero de 2001. Estas disposiciones continúan con la tónica de años precedentes: modificación del reglamento para tratar de dar más espectáculo y más garantías de protección a los participantes y ampliación de la seguridad de los miembros de la organización. Este último aspecto ha sido el más cuidado después de que el último desenlace fatal en una carrera de Fórmula 1 hubiera tenido como protagonista a un comisario de pista. Ocurrió en el pasado Gran Premio de Australia, prueba inaugural del campeonato 2001.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...