Ford S-Max, el monovolumen deportivo

“Energía en movimiento”; esto es lo que quieren expresar las líneas del S-Max, el nuevo monovolumen de Ford. No sólo su diseño tiene pretensiones deportivas: este vehículo puede equipar un motor de 220 CV.
Autopista -
Ford S-Max, el monovolumen deportivo
Ford S-Max, el monovolumen deportivo

Podrá acoger hasta 7 ocupantes, como los monovolúmenes más capaces, y contará con motores de hasta 220 CV, como los mejores deportivos. El Ford S-Max, que se presentará en el Salón de Ginebra, podrá acercarse así a un amplio número de potenciales clientes.

Sus líneas ya dejan claro que no estamos ante un monovolumen convencional: el S-Max es el primer modelo que la marca del óvalo fabrica en serie aplicando el lenguaje del “diseño cinético”. Un frontal afilado, grupos ópticos angulosos, faros antiniebla situados hacia el interior, “branquias” que flanquean la parrilla… Todos los elementos se combinan para expresar dinamismo.

El dibujo deportivo continúa en el lateral, con una marcada forma de cuña. Destacan los pronunciados pasos de rueda, con conductos de ventilación, que confieren un aire agresivo al S-Max.

Los ocupantes del S-Max encontrarán un habitáculo que casi podrán diseñar a medida gracias a un nuevo sistema flexible de asientos. Se trata del Ford FoldFlatSystem (FFS), que permite liberar un espacio de carga adicional sin quitar las banquetas de la segunda o de la tercera fila. Cada asiento se pliega de forma individual y el suelo queda totalmente plano.

La marca del óvalo afirma que hay 32 combinaciones posibles, siempre que dispongamos de la tercera fila de asientos, opcional. Estas dos banquetas están diseñadas, según Ford, para que pasajeros de hasta 1,80 metros de altura se encuentren cómodos. El conductor contará con un asiento de corte deportivo que ofrece múltiples regulaciones.

El fabricante asegura que las cotas interiores del S-Max mejoran las de la versión actual del Galaxy, por lo que los ocupantes de las plazas traseras tendrán, por ejemplo, más espacio para las piernas. Además, cada uno de los asientos de la segunda fila es independiente y cuenta con un sistema de reclinado mejorado: al inclinar el respaldo, la banqueta se ajusta hacia abajo de forma automática.

El S-Max ofrece un completo equipamiento de serie, en el que está incluido el aire acondicionado. Como opción, podremos elegir el Control Electrónico Automático de Temperatura dual (EATC, en sus siglas en inglés), que permite ajustar la temperatura por separado para el conductor, su acompañante y los pasajeros de la segunda fila.

En la dotación de seguridad del modelo se incluye una versión más completa del Sistema de Protección Inteligente de la marca, con un nuevo airbag para las rodillas del conductor. Asimismo, contaremos con un Control Interactivo de la Dinámica del Vehículo (IVDC) y con un sistema de suspensión activa con la amortiguación continuamente pilotada –opcional-. El control adaptable de crucero, la asistencia de arranque en pendiente y un nuevo dispositivo de monitorización de la presión de los neumáticos también forman parte del sistema.

Con el fin de asegurar el equipaje, existen múltiples puntos de anclaje distribuidos en el suelo y los laterales del vehículo. Si los siete asientos están en su sitio, contaremos con un maletero de 285 litros; según Ford, un 18 por ciento más que en el Galaxy actual. Si prescindimos de las banquetas, la capacidad de carga del S-Max llegará a los 2.000 litros.

<

p> Cuando los asientos estén plegados, tendremos un espacio de dos metros de profundidad y 1,15 de ancho para transportar los objetos más voluminosos. Todos los que vayan a emplear esta zona de carga con frecuencia podrán encargar –como opción- una plataforma deslizante, que puede extraerse hasta 48 centímetros. Eso sí, tendremos que prescindir de la tercera fila de asientos.

<

p> Ford no se ha olvidado de los pequeños objetos que suelen distribuirse en el interior del habitáculo: en el S-Max existen hasta 26 compartimentos diferentes.

También los conductores de un monovolumen como éste tienen derecho a disfrutar de sensaciones deportivas. Para ello, nada mejor que incluir en el S-Max el motor más potente de la marca, el 2.5 con 220 CV, presente en el Focus ST.

El abanico de mecánicas se completa con la 2.0 de 145 CV y con tres de los propulsores Diesel más reconocidos de la firma: el 1.8 TDCi (125 CV) y los 2.0 TDCi con 130 y 140 CV.

Gracias a un recorrido de la suspensión más corto que en actual Galaxy y a un centro de gravedad bajo, la marca asegura que el comportamiento del S-Max no desentonará con los motores más potentes.

El S-Max y el nuevo Galaxy –que se comercializará a principio del verano- estarán a la venta al mismo tiempo, por lo que casi pueden considerarse “gemelos”. Sin embargo, hay algunas diferencias: el S-Max es 6,9 centímetros más bajo (mide 1,607 metros de altura) y 5 centímetros más corto (su longitud total es de 4,768 metros) que su “hermano”.

Galería relacionada

Focus S-Max

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...