Ford y GM estudiaron una alianza conjunta

Según informa el diario especializado, Automotive News, los dos grandes fabricantes estadounidenses de automóviles, General Motors y Ford Motor, analizaron la posibilidad de una alianza estratégica o una fusión para salir de la crisis de resultados en la que ambos están inmersos.
-
Ford y GM estudiaron una alianza conjunta

La publicación no cita en ningún momento el nombre de la fuente de la que ha recibido la información, pero apunta a que ésta no ha fructificado y que, de hacerlo, contaría, sin duda, con la oposición de las autoridades antitrust estadounidenses. Tanto la cúpula de Ford como la de GM han declinado hacer comentarios sobre la noticia.

El diario asegura que fue el presidente de GM, Rick Wagoner, quien estableció contacto con la compañía rival, justo después de que el consorcio que él dirige comenzase las conversaciones con Carlos Goshn, presidente de la alianza Renault-Nissan, para explorar una posible unión de ambas. Ante la crisis de resultados de GM, el empresario Kirk Kerkorian, un importante accionista de la compañía, instó a Wagoner a iniciar conversaciones con la alianza franco japonesa, dado que el plan de reestructuración que el presidente lleva a cabo se revela insuficiente para sacar al consorcio de los números rojos.

Habrá que esperar hasta octubre para conocer si las negociaciones entre Renault-Nissan y GM llegan a buen puerto.

La compañía Ford ha anunciado que hará valer su derecho preferencial a comprar el nombre de la marca Rover a BMW, derecho adquirido en 2000 cuando adquirió la firma Land Rover al grupo alemán para integrarla en su división de marcas de lujo, conocida como Premier Automotive Group.

En los últimos meses, la prensa especializada venía especulando con el futuro del nombre Rover y todo apuntaba a que la china Shangai Automotive Industry Corporation (SAIC) se haría con los derechos de la explotación comercial de la marca, dado que ya disponía de la licencia para fabricar dos modelos de la extinta Rover, el 25 y el 45. Este anuncio supone todo un revés para SAIC, que pretendía introducirse en Europa a través de la enseña Rover. Ahora, tendrá que buscar una nueva denominación para los dos modelos.

Desde Ford, explican que la compra del nombre Rover se debe a una intención puramente aclaratoria. Pretenden evitar la confusión con la marca Land Rover.

Ford ha declinado hacer referencia al montante final de la operación de compra, pero llama la atención el hecho de que haya hecho el anuncio días después de haber confirmado una aceleración y ampliación de su plan de ajuste de producción y plantilla.

El futuro del modelo favorito entre los altos ejecutivos estadounidenses, el Lincoln Town Car, se ha visto muy comprometido desde el pasado viernes, cuando Ford anunció una extensión de su plan de reestructuración global, con el recorte de más plantilla, la rebaja de más producción y el cierre de más fábricas. Precisamente, la planta de Wixom, Michigan, lugar de fabricación del lujoso vehículo, pertenece a esa remesa de factorías que tendrán que echar el cerrojo.
Pese a que Ford anunció muchas cosas sobre el futuro de la marca, no dijo ni palabra sobre el Lincoln Town Car, un clásico de Wall Street que tiene asegurada su producción sólo hasta 2007.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...