Ford España no espera “medidas drásticas”

En las plantas de Ford en España se esperan medidas de reestructuración, aunque no serán, con casi toda seguridad, tan “dramáticas” como las llevadas a cabo en los Estados Unidos.
-
Ford España no espera “medidas drásticas”

El viernes fue un día aciago para la industria automovilística estadounidense. Ford anunciaba un demoledor plan de reestructuración que incluía el despido de 14.000 empleados más en Estados Unidos, el ofrecimiento de la jubilación anticipada a 75.000 y el cierre de 14 plantas.

Las reacciones no se han hecho esperar y una de las primeras ha provenido de la planta de Ford en Almussafes (Valencia). Según el portavoz de UGT en el Comité de Empresa, Gonzalo Pino, la compañía no ha informado de las medidas de reducción de costes para España. De llevarse a cabo, en palabras de Pino, no será tan drástico y dramático como el de los Estados Unidos, porque “la producción en Europa es rentable”.

Lo que ha sorprendido del nuevo plan de reestructuración de Ford es que no incorpora la intención de deshacerse de ninguna de las marcas del grupo, aparte de la ya sabida venta de Aston Martin. Tampoco se ha mencionado qué se va a hacer con Ford Credit, la compañía de financiación de la marca del óvalo, otra de las favoritas a abandonar el grupo por los beneficios que puede reportar en la operación.

Este es el tercer plan de reestructuración que presenta en cinco años Ford para los Estados Unidos y la situación no parece enderezarse. La compañía ha perdido en el primer trimestre 1.400 millones de dólares y, según un informe interno de la compañía, desvelado por Detroit News, los números rojos pueden alcanzar los 9.000 millones de dólares. Así, no volverán a registrarse beneficios en la unidad norteamericana hasta, al menos, 2009, un año más tarde de lo previsto.

Con la reducción de personal y el cierre de factorías, la producción se verá afectada y se perderá presencia en el mercado local, de un 17 por ciento de cuota a un rango entre el 14 y el 15 por ciento o, lo que es lo mismo, Toyota superará a Ford como segundo fabricante por importancia en los Estados Unidos, una humillación para la centenaria marca.

De todas maneras, dentro de Ford se confía mucho en la gestión del nuevo consejero delegado del grupo, Alan Mulally. El ejecutivo, que está recien llegado, se ha encontrado la compañía en uno de sus peores momentos, pero eso no parece obstáculo para Mulally, un hombre acostumbrado a lidiar con situaciones dificiles y conflictivas sin que le tiemble la mano.

Ese es, quizás, uno de los atributos que le han aupado a Ford, una multinacional que ha pecado en los últimos tiempos de liderazgo débil.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...