Ford España cumple 30 años

Hace 30 años, la factoría de Ford en Almussafes, Valencia, empezó a montar el Ford Fiesta, el primero de los muchos modelos que ha montado en tres décadas. Durante este tiempo, la fábrica ha montado más de 8.916.000 unidades y es el verdadero pilar central de la presencia de Ford en nuestro país.
-
Ford España cumple 30 años
Ford España cumple 30 años

En 1976, la automoción española se parecía muy poco a lo que es hoy. Sujeta a contingentes de importación y a fuertes aranceles, la industria automovilística había realizado una penetración muy superficial en nuestro país.
Con este panorama, la puesta en marcha de la factoría de Ford en Almussafes, Valencia, que se había empezado a construir en 1974, supuso un revulsivo para el sector y el inicio de un tiempo nuevo que, años después, nos ha dejado esta situación de riqueza, variedad y alta calidad que vivimos en el mercado automovilístico español.

<

p> Ayer, los responsables de Ford España celebraron por todo lo alto esta efemérides, a la que hay que sumar el décimo aniversario del Parque Industrial de Almussafes, un polígono que agrupa a las empresas dependientes de Ford.
En un acto presidido por Francisco Camps, presidente de la Generalitat de Valencia, se ha descubierto una placa conmemorativa de estos aniversarios y también de la inauguración de la factoría, llevada a cabo por los Reyes de España en aquel lejano octubre de 1976.

Para Camps, “gracias a la metodología de fabricación de Ford España, se ha logrado crear en la Comunidad Valenciaa un espacio de productividad y competitividad. Su apuesta por el I+D y la logística, fruto de la cual nació este Parte Industrial, nos demuestra el interés de Ford por seguir siendo competitiva y por permanecer a la vanguardia de la fabricación de vehículos”.

Camps también habló del futuro de Ford España y, ahí, esparció unas cuantas dudas. Dijo que “vamos a luchar porque Ford se quede en Valencia”, lo que hizo que muchos temiesen por el porvenir de la factoría. Sin embargo, el propio Camps tranquilizó a los asistentes señalando que él no tiene ningún dato negativo sobre el futuro y que sólo trataba de enviar un mensaje optimista. Añadió también que pronto irá a Estados Unidos y aprovechará para reunirse con los directivos de Ford y abogar por la planta ante ellos.

La inquietud ante las palabras de Camps no es baladí. La presencia de Ford en Valencia supone el 7,9 por ciento del PIB de la región y genera el 5,1 por ciento del empleo industrial gracias a sus 7.700 empleos directos y a varios miles más indirectos. Con cifras de esta magnitud, no es de extrañar que cualquier rumor ponga en alerta a mucha gente.
Y es que la fábrica ha montado ya en 30 años 8.916.845 unidades, de las que más de 6,7 millones se han destinado a la exportación, un 75,5 por ciento de todo lo producido. Además, se han fabricado 12,4 millones de motores, de los que un 63,7 por ciento también se han enviado al extranjero.
Actualmente, la fábrica monta 2.050 coches y 2.036 motores al día, un ritmo que le llevará a terminar el año con una producción de 400.000 coches, lo que supondría batir el récord de fabricación por segundo año consecutivo.

Este 30 aniversario sorprende a Ford en un momento delicado a escala internacional, pero también en el ámbito local. Según publican hoy varios medios de comunicación, la filial española de la marca acumula unas pérdidas de 375,7 millones de euros en los dos últimos años, de ellos, 226,4 debidos a 2005. Además, se arrastraba un lastre de 314,6 millones de euros de los periodos anteriores.
Esta situación se trató de paliar integrando en la filial española la italiana y la francesa, lo que permitió mejorar las cifras y cerrar 2005 con unos fondos propios de 822,1 millones de euros. Sin embargo, algunos observadores consideran que las filiales absorbidas estaban sobrevaloradas, con lo que la operación no es tan válida como parece.
Desde Ford aseguran que la tasación –cifrada en 900 millones de euros- fue rigurosa e independiente y, además, se señala que la división española puede perder dinero y, al tiempo, ser rentable, ya que resulta necesaria para el desarrollo del negocio en otros países. Aquí es donde entra en juego Almussafes, bastión productivo que distribuye coches a toda Europa.
Además, según los responsables de Ford, la multinacional contempla a su división europea como un todo y, ahí, lo que importa es el total, no las partes. En este sentido, Ford Europe ha cerrado 2005 con unas ganancias de 136 millones de euros.

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...