Ford anuncia duros recortes en EE.UU.

Ford ha puesto en marcha una drástica reestructuración en EE.UU. Se avecinan más de 25.000 despidos y el cierre de 14 fábricas. Mientras, grupos ultraconservadores lanzan una campaña contra la que definen como “política pro-gay de la compañía”. Te mostramos qué anuncios desataron sus iras.
-
Ford anuncia duros recortes en EE.UU.
Ford anuncia duros recortes en EE.UU.

Ford ha anunciado el despido de más de 25.000 trabajadores en Estados Unidos y Canadá. Estamos ante un drástico recorte que salpicarña al 20 por ciento de toda su fuerza laboral en América del Norte. Es el mayor recorte de personal de la historia de una compañía que, sólo en Norteamérica, tiene 122.800 empleados y 41 factorías.

Dentro de su plan de reestructuración, bautizado como “Way Forward” (“Hacia delante”), también se incluye la posibilidad de cerrar al menos 14 plantas de producción. De momento, se sabe que algunas de las fábricas afectadas serán las de Alanta (Ford Taurus), St. Louis (Ford Explorer y Mercury Montanier), Wixom (Lincoln Town Car, Ls y Ford GT) Batavia (Windsor( y Canadá.

<

p> Cuando haya cerrado los 14 centros de trabajo norteamericanos, Ford habrá reducido su capacida de producción en un 26 por ciento, con lo que se ahorrará 6.000 millones de dólares en costes de material. Se espera que el plan esté ejectuado del todo a la altura de 2010.

La medida no es nueva. General Motors realiza unos recortes similares. Además, Ford ya ha realizado otro draconiano saneamiento hace menos de cinco años. Actualmente, podría fabricar 4,5 millones de vehículos anuales para el mercado estadounidense, pero el año pasado sólo produjo 3,3 millones. Los expertos aseguran que sus factorías tienen la tasa de utilización más baja del sector.

Ford ha visto cómo en 2005 sus ventas de automóviles han caído un 5 por ciento. De 1993 a 2003, su cuota de mercado en Estados Unidos ha pasado del 25,7 por ciento al 18,6 por ciento. Ya le ha superado en ventas Toyota y los analistas creen que puede seguir retrocediendo en el mercado local.

<

p> Paradójicamente, Ford ha anunciado también que, durante 2005, ganó 2.000 millones de dólares en todo el mundo. Sin embargo, la división matriz, la estadounidense, perdió 1.600 millones, motivo por el cual se ha hecho necesaria la fuerte reestructuración que vive la compañía.
Los beneficios planetarios se han alcanzado gracias a unas ventas de 178.100 millones de dólares, unos 6.400 millones más que en 2004. Para facturar tanto, Ford vendió un total de 6.818.000 vehículos, unos 20.000 más que en el año anterior.
La siempre problemática división europea funcionó mejor en 2005, con unos beneficios de 36 millones de euros que hacen olvidar las pérdidas de 2004. Estos datos permiten que, por ahora, los recortes se centren sólo en Estados Unidos y no afecten a Europa.

<

p>

Ante estos resultados, Bill Ford, presidente de la compañía, ha señalado que la empresa “fue sólidamente rentable en 2005 y mantuvo un crecimiento continuo en todo el mundo”. “El próximo capítulo en nuestra historia”, asegura Ford, “será recordado por un renovado compromiso con la innovación, al tiempo que nos movemos para preparar a Ford Norteamérica para la competencia mundial”.

<

p> Los dirigentes de Ford aseguran que serán más vigorosos en su mercado local porque se ganarán el corazón y la mente de los clientes. Para ello, explican que mantendrán su compromiso con sus “fieles” compradores de todo terrenos y, además, apostarán fuerte por nuevos conceptos, crossovers, SUV y todo aquello que “el sueño americano demande”.

<

p> Las palabras de Bill Ford y el anuncio de los despidos fueron recibidos con alegría en las bolsas. En Wall Street, los títulos de la compañía del óvalo se dispararon.

<

p>

El alto precio de la gasolina también le ha pasado factura. Los compradores ya no miran con tan buenos ojos sus grandes todo terreno y pick up, antaño sus productos estrellas. Por si fuera poco, tiene abierto un nuevo y peligroso frente de batalla: los ultraconservadores.

El tira y afloja comenzó hace un año, pero –ahora- la American Family Association (AFA) ha lanzado una campaña en la web (te pasamos el enlace) donde atacan directamente a Ford.

Esta asociación ultraconservadora y defensora de la familia inició un boicoteo contra la compañía la primavera pasada.

Algunas campañas publicitarias irritaron a dicha asociación. Por ejemplo, Jaguar bajo el lema “orgullo” se comprometía a hacer donaciones a la asociación de defensa de los derechos de gays y lesbianas GLAAD. En Alemania, la compañía ha llegado a financiar el desfile del “día del orgullo gay”. Volvo también buscaba “nuevas familias” en su publicidad del XC90.

Ante la presión de AFA, Ford anunció que retiraría su publicidad de revistas homosexuales, pero ante las protestas de gran parte de la sociedad estadounidense ha decidido no ceder a las presiones de los ultraconservadores (a pesar de que son un importante grupo de compradores).

No es la primera marca que busca en el colectivo gay un nutrido grupo de compradores. También han realizado campañas dirigidas a ellos firmas como Saab o Subaru. De hecho, los analistas anglosajones ya han acuñado un término para referirse a los nutridos beneficios que les aporta: las “pink pound” o libras rosas.

AFA tampoco es nueva en campañas contra la “defensa gay de alguna compañía”. Así, fueron famosos sus ataques contra la mismísima Disney.

Galería relacionada

Campañas Ford

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...