Ford: el C-Max, lo último en Focus

El Focus C-Max por fin está en París: Ford lleva proyectando este concepto durante más de dos años.
-
Ford: el C-Max, lo último en Focus

El Focus C-Max por fin está en París: Ford lleva proyectando este concepto durante más de dos años, tiempo en el que ha ido arrinconando planos, ya que -según aseguran- no eran auténticos MAV (siglas que definen a los denominados Vehículos Compactos Multi Actividad). "Algunos dirán que hemos entrado tarde en este segmento del mercado... puede que ésa sea una forma de verlo, pero yo creo que somos los primeros", ha asegurado el máximo responsable de Ford en Europa, Martin Leach.

No se puede negar que el C-Max es pionero en muchos aspectos, pero -ante todo- es un Focus, una seña de identidad que la marca quiere potenciar. Su objetivo, "atraer a clientes que buscan espacio y versatilidad, pero que quieren disfrutar conduciendo". Exteriormente, destaca por su gran techo acristalado, compuesto por dos láminas de cristal tintado que flanquean una consola central que incorpora distintas luces, diversos espacios y la tecnología sin cable que da vida a sistemas tan innovadores como el denominado iRIS (integrated Remote Imaging System o Sistema de Imágenes Remoto integrado), compuesto por una webcam que graba la parte de atrás del vehículo y manda las imágenes a un dispositvo de datos que los padres pueden transportar. Así, ahora podemos ir tranquilamente a pagar a la gasolinera cuando dejamos a los niños dentro del coche.

No es el único guiño tecnológico que ofrece el C-Max: freno de mano electrónico (un simple interruptor que se activa de forma automática cuando se retira la llave y se quita cuando insertamos una marcha), sistema de navegación por satélite en DVD, dos pantallas LCD montadas en la parte trasera del reposacabezas delantero (para que los pasajeros de las butacas traseras puedan ver películas en DVD o jugar a la videoconsola), una bandeja motorizada que facilita la carga de equipaje (movida por un motor eléctrico, se eleva y sale al exterior)... Su interior recuerda -como ellos mismos afirman- a "un jet privado": acabados en piel color crema, 4 asientos individuales deportivos diseñados por Recaro, con seis reglajes de ajuste electrónico, relojes con iluminación posterior, numerosas luces de cortesía de neón...

Su pequeño Ka ha sufrido un restyling, que se plasma sobre todo en su interior, que cuenta con un nuevo panel de instrumentos y estrena un motor Duratec 1.3 litros de 70 CV. Además, ahora el Ka tiene por fin una auténtica familia: no acude sólo a París, le acompañan el Streetka y el el SportKa.

El Streetka vuelve a un Salón tras su éxito en Turín, hace ahora dos años, pero ya no se trata de un simple concept car, sino que se puede ver el modelo que estará en los concesionarios de toda Europa a principios de 2003. Para ello, Ford ha contado con la colaboración de la división de ingeniería de Pininfarina, que han logrado -entre otros avances- diseñar una capota que se esconde en apenas 30 segundos, convirtiendo a este modelo en un cabrio. El StreetKa también estrena nuevos interiores y el motor Duratec 8V de 1,6 litros y 95 CV. Aún más deportivo es el SportKa, un modelo que se presenta en primicia en París. Comparte muchas características con el StreetKa, como la configuración del chasis y el ya citado motor Duratec de 8V 1,6 litros y 95 CV. Este modelo demuestra que la "deportividad" también puede ir en "frasco pequeño". Se venderá en cinco colores distintos, entre ellos el nuevo azul imperial.

A partir de principios de 2003 llegarán a España dos curiosos desarrollos del Ka, el descapotable Streetka y una versión deportiva conocida como Sportka, que estrenan un nuevo motor de 95 CV y una imagen más agresiva.
Ford ha decidido apostar por la deportividad desde el segmento más bajo. Si en las últimas fechas, la marca del óvalo ha presentado, y ya tiene a la venta, derivados racing del Mondeo y del Focus, ahora ha llegado el turno del más pequeño de la gama, el Ka.
De esta manera, Ford ha realizado dos desarrollos muy especiales a partir de su urbanita de menor tamaño. El primero de ellos, el StreetKa, ya era conocido por casi todos, ya que se presentó como concepto en el Salón de Turín de 2000.

La división de ingeniería de Pininfarina se ha encargado de adecuar al prototipo para fabricarlo en serie que, respecto al Ka convencional, posee unos faros angulares en vez de redondeados, un parabrisas en el color de la carrocería, un parabrisas más corto para acentuar el carácter deportivo y, lo más llamativo, una capota de accionamiento manual, que le da la posibilidad de convertirse en un cabrio en apenas 30 segundos, el tiempo que se tarda, según la marca, en efectuar las siete maniobras de apertura, o cierre, del techo.

Otra de las grandes novedades es la inclusión de un nuevo propulsor de gasolina de 95 CV. Este motor, denominado Duratec 8V, es un tetracilíndrico de 1,6 litros de cilindrada que ofrece una velocidad máxima de 173 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 12,1 segundos y tiene un consumo mixto de 7,9 litros a los 100 kilómetros.

Ante este aumento de potencia, el Ka de calle soporta únicamente 60 CV, se ha variado la configuración de las suspensiones, se ha incrementado la anchura de vías, se montan neumáticos de mayor tamaño y se ha equipado una dirección más precisa y unos frenos más potentes.
La seguridad, ante la falta de techo duro, también ha sido tratada con mimo. La rigidez se ha aumentado, con la inclusión de largueros laterales reforzados, y se incorporan barras antivuelco y doble airbag de serie.

Deportividad en frasco pequeño Unos meses después del Streetka, en primavera de 2003, llegará a nuestro país una versión sport del Ka. Ésta toma las características deportivas del Streetka (motor de 95 CV, imagen agresiva, etc.), pero bajo un techo duro convencional. El Sportka se fabricará en la planta valenciana de Almussafes.

También está en París el nuevo Fiesta de 3 puertas (en la imagen de la derecha), un modelo que comenzará a venderse el próximo año. Su diseño en "forma de lágrima" presenta una línea de techo más inclinada y el cristal trasero más angulado. Estará disponible con cuatro motores: tres de gasolina (los Duratec de 16 V de 1,4 litros y 80 CV y de 1,6 litros y 100 CV y el Duratec de 8 V de 1,3 litros y 70 CV) y una de gasóleo (el 1.4 TDCi -el primero que desarrollan de forma conjunta Ford y el Grupo PSA-).

El responsable de su diseño exterior, Mark Adams, asegura que la marca ha intentado separarlo estéticamente de su hermano de cinco puertas. Así, han optado por darle "una forma más de lágrima": presenta una línea de techo más inclinada y el cristal trasero más angulado, todo conservando la mayoría de dimensiones con su versión de cinco puertas - según la marca -. Estéticamente, también se distingue por sus nuevos colores (12 en total), entre ellos un innovador naranja metálico.

Estará disponible con cuatro motores: tres de gasolinas y un Diesel. Entre los primeros se encuentran los Duratec 16 V 1.4 litros y 1.6 litros: el primero desarrolla 80 CV a 5.700 rpm, mientras que el 1.6 alcanza - según datos oficiales- 100 CV a 6.000 rpm. El tercer propulsor de gasolina, el Duratec 8 V 1.3 litros (70 CV), ha sido desarrollado especialmente para el mercado europeo; con él, la marca intenta ofrecer unas atractivas cifras de consumo: precisa una media de 6,2 litros cada 100 km.
El 1.4 TDCi, por su parte, es el primer Diesel que desarrollan de forma conjunta Ford y el grupo PSA (Peugeot-Citröen). Con 68 CV y un par máximo de 160 Nm a 2.500 rpm, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 14,9 segundos y tiene un consumo medio de 4,3 litros a los 100 km. Esta mecánica y el 1.4 de gasolina se pueden combinar con su nuevo cambio automático, que ha sido bautizado como "Durashift EST" (permite dos formas de uso: manual o automática).
Ford quiere ofrecer un Fiesta mucho más dinámico, pero también más seguro. Así, en esta versión de tres puertas, el control de estabilidad se incluye de serie. También, suma un equipo de seis airbags y ABS.

La marca asegura que la vía trasera de este modelo es 71 milímetros más ancha que la del tres puertas anterior; lo cual es lógico si tenemos en cuenta que es un modelo derivado de la nueva plataforma que Ford también ha usado para su hermano de cinco puertas (y que también es más ancho que el anterior) y para el Fusion.

Aun así, Ford asegura que el Fiesta de tres puertas no ha perdido mucho espacio habitable respecto al de cinco puertas: tiene 268 litros cúbicos de volumen de maletero, frente a los 284 del modelo más familiar.

Ford también ha aplicado una inyección de deportividad en el Focus. En París, se puede ver por primera vez el Focus RS, basado en el modelo que compite en el Mundial de Rallies: el Focus WRC (World Rallye Cars). Esta dotado de un motor Duratec 2.0 atmosférico, que desarrolla una potencia máxima de 215 CV (su velocidad máxima se cifra en 232 km/h y consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos). Estéticamente también se perciben algunos rasgos del modelo de competición, pero se ha conservado el capó, el portón trasero, las puertas y el panel del techo. Este modelo supera al hasta ahora Focus más potente, el Focus ST de 173 CV (también en París).

El apartado más innovador de la muestra de Ford también lo protagoniza el Focus. Con las siglas FCV (Fuel Cell Vehicle), este modelo se equipa con un motor eléctrico alimentado con hidrógeno. Este vehículo participará en el próximo Michelin Bibendum Challenge, un rally de vehículos no contaminantes. Según Gerhard Schmidt, vicepresidente de Ford, el Focus FCV da una muestra clara de la futura dirección de la marca.

El archiconocido Fusion, el Fiesta hecho monovolumen, vuelve al stand de Ford (ya lo pudimos ver en el pasado Salón de Ginebra y se comenzará a vender dentro de un mes, fecha elegida para la renovación mecánica de casi todos los modelos de la firma americana). El Mondeo recibe un TDCi de 100 CV, un motor que también se incorpora al Focus, y un TDCi de 115 CV, que sustituye al anterior TDdi de igual potencia. En el aparatado de gasolina, este modelo suma dos inyecciones directa de gasolina: un 1.8 de 120 CV y un 2.0 de 140 CV. Todas estas nuevas versiones ya están en París.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...