Fiat se recupera milagrosamente y planea una política de expansión

El fabricante italiano de automóviles Fiat ha anunciado una posible inversión de 1.000 millones de dólares (795 millones de euros) en el mercado latinoamericano. Esta noticia ha sido vista por los expertos del sector del automóvil como un claro síntoma de que la recuperación del grupo es plena.
-
Fiat se recupera milagrosamente y planea una política de expansión

Dos años después de su llegada al grupo, Sergio Marchionne, el consejero delegado de Fiat, puede presumir de haber rescatado al fabricante de la crisis. La recuperación de rentabilidad y de cuotas de mercado así lo demuestran. Pero, ¿cuáles han sido las claves?

Según los analistas del sector, una política de inversiones conservadora, la estabilidad en los cargos directivos, la capacidad de liderazgo del propio Marchionne y el establecimiento de una serie de alianzas puntuales y estratégicas con otros fabricantes que han servido para ahorrar costes, para lanzar productos hasta entonces nunca trillados por Fiat, como los todo terreno, y para penetrar en mercados emergentes, como Latinoamérica o China.

<

p> En apenas dos años, Marchionne ha logrado elevar la cuota de mercado de la marca hasta casi el ocgho por ciento en Europa y presentar unos beneficios de 145 millones de euros en el primer semestre de 2006. Pero no sólo eso: el milagro de Marchionne cobra mayor relevancia si tenemos en cuenta que General Motors desembolsó 1.550 millones de euros por liberarse de la obligación suscrita años atrás de comprar Fiat Auto, hecho que demostraba “la situación paupérrima de la empresa italiana”, en palabras del diario Financial Times. De hecho, en 2003, la cuota de Fiat en el mercado europeo era del 7,4 por ciento, un 2,6 por ciento menos que en 2000. En 2002, el grupo había perdido 1.300 millones de euros, 1.000 millones en 2003 y 840 millones en 2004, año de la llegada de Marchionne.

Los responsables de Fiat hablan de un superávit de 1250 millones de dólares a finales de año. Después de esto, la compañía debe seguir creciendo y debe hacerlo superando alguno de los puntos débiles crónicos en la compañía, como son la distribución, especialmente en Europa, y la penetración en los grandes mercados internacionales. Es en este sector donde Marchionne piensa dedicar grandes esfuerzos en los próximos ejercicios, sin olvidar la importancia que para ellos han tenido los mercados emergentes: es líder de mercado en Brasil y piensa vender 600.000 vehículos de las marcas Fiat, Lancia y Alfa Romeo para 2010.

<

p> Con el mercado estadounidense en mente, a donde el grupo piensa regresar a través de Lancia y Alfa Romeo, Marchionne presentará en breve –seguramente en noviembre- el nuevo plan de producción para los próximos años. De cómo se plantee éste dependerá la consolidación de la compañía una vez lograda la recuperación. Un salto de calidad parece inevitable si quiere penetrar con garantías en los grandes mercados, pero eso implica una política de inversiones más agresiva, todo lo contrario de lo que llevó a Fiat a salir de la crisis y, por tanto, algo que Marchionne parece remiso a acometer.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...