Fiat 500

Puede que seas de esa generación que no sepa lo que es un Topolino; aquellos a los que la Dolce Vita sólo les suena a programa del corazón de Tele 5; que nunca ha visto a la familia Agnelli en el palco de la Juve... Puede que tú no sepas nada del Cinquecento, pero da igual: el Fiat 500 resucita para ti.
Autopista -
Fiat 500
Fiat 500
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=63655&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Fiat 500

La fecha no era casual: el 4 de julio de 1957, Fiat motorizaba a toda Italia con la llegada del 500. Cincuenta años después, no se ha podido olvidar, a pesar de que dejó de fabricarse en 1975. Se habían vendido 3.678.000 unidades... Se cumplía una vieja idea de Mussolini de llevar un Fiat a cada casa italiana. Algo así como años antes intentó Hitler con el Volkswagen, que no es otra cosa que el “coche del pueblo” (al menos ésa es la tradución).

Turín tardará en olvidar esta fecha. La ciudad se volcó con la llegada del nuevo coche. Plazas, calles, escaparates de las tiendas... en todas partes se daba la bienvenida al Fiat 500. En la plaza Vittorio Veneto, había más de 800 Fiat 500, de todas las épocas, de todo tipo de carrocerías y con los más extraños adornos. El aluvión de gente era constante: ¡estaba hasta Prodi!, se rumoreaba en las calles, y es que Fiat no deja de ser una “razón de Estado”. Había 10.000 invitados, entre los que destacaban los pilotos de Ferrari Kimi Raikkonen y Felipe Massa y –cómo no- el Kaiser, Michael Schumacher (en la imagen).

Y no es para menos. Fiat tiró la casa por la ventana. Organizó una fiesta a las orillas del río Po digna de ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. De hecho, una de las primeras preguntas que le hicieron a Sergio Marchionne en la rueda de prensa del día siguiente fue: “¿Cuánto ha valido todo?” No contestaron, pero los periódicos de Turín publicaban la escandalosa cifra de 12 millones de euros.

Y las cuentas salen: el espectáculo fue dirigido por Marco Balichi, creador de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de invierno de Turín en 2006. Los fuegos artificiales fueron coordinados por Christophe Berthonneau, el mismo que organizó los de la Copa América de Valencia.

Galería relacionada

Fiat 500 4 de julio 2007

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...