Publicidad

Fiat gana 1.274 millones en este 2011

El grupo automovilístico italiano Fiat obtuvo un beneficio neto de 1.274 millones de euros en el primer semestre del año, frente a unas pérdidas de cuatro millones de euros en el mismo período de 2010, según el informe económico publicado por la empresa.
-
Fiat gana 1.274 millones en este 2011
Fiat gana 1.274 millones en este 2011

Este desorbitado crecimiento de las ganancias se debe a que Fiat ha comenzado a consolidar los resultados de su participada Chrysler, en la que controla actualmente el 53,5% del capital, con efectos desde el pasado 1 de junio.

Además, también como consecuencia de la consolidación de Fiat y de la mejora de la situación comercial en la mayor parte de los negocios del grupo, salvo en Europa occidental, la corporación ha revisado al alza sus previsiones para el conjunto de 2011.

En el primer semestre, Fiat registró una facturación de 22.363 millones de euros, un 24,3% más. Sin incluir a Chrysler, el aumento de los ingresos se limitaría al 6,8%, con 19.200 millones de euros, mientras que al beneficio sería de 193 millones.

Durante el segundo trimestre del año, el 'efecto Chrysler' es aún más acusado: el beneficio de Fiat se dispara a 1.237 millones, en contraste con las pérdidas de 17 millones de un año atrás. Sin contabilizar a Chrysler, la ganancia sería de 156 millones.

Crece la deuda

No obstante, la integración de Chrysler también conlleva sus lastres. De hecho, la deuda industrial del grupo Fiat a 30 de junio de 2011 se situaba en 3.407 millones de euros, frente a los 489 millones contabilizados a 31 de marzo de este mismo año.

Con todo, Fiat ha revisado al alza sus previsiones para el conjunto del presente ejercicio, en el que sus cuentas consolidarán los resultados de Chrysler correspondientes a siete meses (desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre).

Así, la compañía que preside John Elkann espera cerrar 2011 con un beneficio neto de unos 1.700 millones de euros, una cifra de negocio de más de 58.000 millones de euros y una deuda industrial de entre 5.000 y 5.500 millones de euros. El presupuesto consignado a inversiones orgánicas asciende a 5.500 millones de euros.